La Asociación Ribera de Izquierdas / Erriberako Elkarte Ezkertiarra (ARIZ-EEE) denuncia los capítulos oscuros del Programa de Aprendizaje en Inglés en el artículo 'A vueltas con el PAI': 



La reciente salida del PAI del CP Dos de Mayo, de Castejón, ha vuelto a llevar a primer plano el debate sobre este programa educativo. Hemos podido leer en prensa intentos de oponerlo al Modelo D (inmer-sión en euskera), acusaciones de basarse en posiciones políticas o de no tener en cuenta a la totalidad de la comunidad educativa de Castejón. Vaya desde estas líneas nuestro más sincero reconocimiento a dicha comunidad por el trabajo realizado, que no ha sido fácil, y cómo no, todo nuestro apoyo. 

En cuanto a la política, no está de más recordar que la implantación del programa sí fue política (Barcina se jactaba en Madrid de haber frenado el modelo D gracias a su apuesta por el PAI), por no hablar de que se impuso en muchos centros educativos, haciendo oídos sordos a la opinión contraria generalizada de los claustros. Pero en este artículo no vamos a hablar de política ni del modelo D (un modelo de inmersión real, a diferencia del que nos ocupa), sino del Programa de Aprendizaje en Inglés por sí mismo. Estamos hablando de Educación, de nuestros niños y niñas y de su aprendizaje, y es un tema suficientemente relevante como para consentir que la calidad educativa del PAI o falta de ella quede en un segundo plano en el debate. 

Empecemos por el principio. El programa se gestó e implantó de forma precipitada. Fue lo que suele llamarse empezar la casa por el tejado. Partimos de la base de que el aprendizaje de contenidos en una lengua diferente a la materna y que el alumnado no domina incrementa la dificultad de compresión de la materia. ¿Se revisó el currículum de las asignaturas a enseñar en inglés? No. ¿Había profesorado suficiente con la titulación de idioma exigida? Tampoco. ¿Se ofreció a los centros la formación y los recursos sufi-cientes para su implantación? Negativo. Haremos aquí un pequeño inciso para reconocer la labor del profesorado y los centros. 

Si este programa ha podido salir adelante, con mayor o menor suerte en los cole-gios navarros, ha sido, sin duda, debido a su trabajo incansable. En cuanto al alumnado, nos podemos encontrar con varias situaciones. Están aquellos que tienen la suerte de no tener dificultades de aprendizaje y que tiran con todo. Están aquellos que funcionan bien en su lengua materna pero tienen dificultades con la lengua extranjera; esto provoca que por extensión tengan problemas en aquellas asignaturas que se trabajan en inglés, y que en castellano podrían seguir. Están quienes tienen una lengua materna diferente al castellano (o al euskera), para quienes el inglés se convierte en una tercera lengua. 

Por último, encontramos a aquellos con dificultades de aprendizaje, que de entrada ya tienen problemas en castellano, para quienes cursar asignaturas en inglés supone todo un mundo. ¿Tiene sentido para ellos/as? ¿Qué solución aporta el Departamento de Educación? Si al menos el PAI fuera opcional… Es innegable que la competencia lingüística en inglés de aquellos que van bien se ve mejorada con respecto a la de las y los estudiantes que no han cursado el PAI. 

Solo faltaría, cuando las horas de exposición al idioma se ven in-crementadas. Ahora bien, ¿cuál es el objetivo principal de la educación? ¿Acaso se reduce a la adquisición de esta competencia? ¿No importa que este incremento de horas de inglés reduzca las dedicadas al cas-tellano, con el correspondiente bajón en la competencia lingüística en este idioma? 

¿No es relevante que, en muchos casos, el conocimiento del contenido de Ciencias Sociales, Naturales o ambas quede reducido a la repetición de vocabulario que se aprende de memoria y que con el tiempo se olvida, porque el alumnado no es capaz muchas veces de comprender los contenidos? 

¿Tiene sentido que se aprendan las par-tes de la planta en inglés, pero no sepan llamarlas en castellano y mucho menos entiendan qué es la foto-síntesis? ¿Tiene sentido estudiar la historia y la geografía española en lengua inglesa? Sin duda, es para reflexionar. Que no se nos olvide qué es lo importante. Que esta no sea la máxima calidad educativa a la que aspiremos para las niñas y niños navarros. No se lo merecen.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours