La mayoría absoluta lograda por Navarra Suma en Cintruénigo en 2019 hacía prever que en la localidad ribera se iba a rebajar la tensión que ha agarrotado la política municipal cirbonera en los últimos lustros. 

Este resultado también invitaba a pensar que la coalición liderada por Óscar Bea iba a lograr la estabilidad que soñó su antecesora, la hoy parlamentaria Raquel Garbayo, que durante dos legislaturas gobernó el municipio en minoría a pesar de que sendas corporaciones eran mayoritariamente progresistas. 

Cintruénigo aprueba unos presupuestos de 7,4 millones de euros para 2021

Pero el actual alcalde de Cintruénigo ha vuelto a ser noticia este año a cuenta de los prespuestos. Cabe recodar que Navarra Suma no aprobó las previsiones económicas de 2020 hasta agosto a pesar de contar con una mayoría absoluta. 

Y este año Bea ha tenido que utilizar el voto de calidad como alcalde después de ser incapaz de llegar a ningún acuerdo con el PSN-PSOE y la APC, que protestaron en pleno por la falta de trabajo presupuestario y la escasa negociación del equipo de Gobierno con la oposición. 

El choque con motivo de los presupuestos de 7,4 millones de euros para 2021 fue tal que Bea (que lidera un grupo de siete concejales) llegó a asegurar que no confía en la oposición que completan la APC (una concejala) y el PSN-PSOE (cinco). 

Cabe recordar que los socialistas le afearon el mes pasado al alcalde cirbonero su tardanza a la hora de repartir las ayudas prometidas al comercio y hostelería.  Y algunas voces del consistorio apuntan a e-Ribera.com que "ahora que UPN no necesita completar mayoría con la izquierda han aparcado un centrismo que quizás era interesado". 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours