Un concurso encallado en la Mancomunidad tras una colección de polémicas, un concejal que tenía relaciones empresariales con un contratista del mismo organismo, un alcalde que tuvo que devolver las dietas que cobró de forma irregular, varias sentencias del TAN contrarias a los intereses del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tudela... y de lo 'único' que se habla en los medios riberos y navarros es de la carta de capitalidad. 

Es decir, Navarra Suma marca la agenda política y mediática con solvencia mientras la izquierda tudelana ni siquiera parece ser consciente de esta hegemonía conservadora (mucho menos a contribuir a ponerle remedio).

¿Qué dicen IE y el PSN sobre la carta de capitalidad? Que sí, que por supuesto que están a favor de que a Tudela la rieguen con varios millones de euros a pesar de que este asunto quizás debería venir precedido de un debate sobre la financiación de los municipios pequeños, que es lo que parece decir el espíritu de una líneas estratégicas del Gobierno de Navarra: la cohesión territorial. 

Que lo sepan IE y el PSN: la partida de presentarse como los partidos que más quieren a Tudela la tienen perdida de antemano. Bien lo sabe Alejandro Toquero, que subirá al Parlamento a pedir lo que su partido no fue capaz de hacer durante 18 años. Pero claro, Navarra Suma prefiere agudizar el debate norte-sur con María Chivite como supuesto ejemplo de falta de sensibilidad con la Ribera. 

Y, aunque no quieran enterarse IE y PSN-PSOE: la carta de capitalidad es una herramienta insolidaria que beneficia a las grandes ciudades. ¿Puede haber algo menos progresista?

Increíble pero cierto

La postura que tomaron en el último pleno Izquierda-Ezkerra y el PSN-PSOE a cuenta de la violencia callejera de algunos jóvenes a cuenta del encarcelamiento de Pablo Hasél es digna de analizar. Ambas formaciones, acomplejadas por si UPN les llama 'cómplices con los violentos', se apresuraron a comprar el marco de debate que le interesa a la derecha: la violencia en las calles. 

El tema de debate debiera ser por qué España es el único Estado industrializado donde se va a la cárcel por utilizar la libertad de expresión y por qué un rapero ha entrado en prisión por atacar a una siniestra monarquía cuyo futuro inmediato debiera ser el centro de debate. Pero estos debates no le interesan a Navarra Suma y compañía. 

Cuentas y cuentos

Algunos miembros de la izquierda tudelana se creen que en 2023 Alejandro Toquero va a perder la alcaldía simplemente por la previsible unión de algunas marcas progresistas que fueron divididas en las municipales de 2019. Debieran saber que la unión no garantiza nada en Tudela y de hecho es posible que Navarra Suma repita mayoría. 

Este horizonte lo tienen más cerca gracias a tener una estrategia mediática definida. Y a nadar en un ecosistema mediático que le es favorable. La coalición conservadora, a través de una agresiva estrategia en Facebook, consiguió que en el imaginario colectivo en la legislatura pasada se fijase la idea de que Tudela estaba sucia con el tripartito. En esta legislatura Tudela sigue estando sucia y el concurso de la Mancomunidad ha encallado. Pero Na+ no recibe dardos por ello. 

En esta legislatura IE y el PSN-PSOE deberían hacer ver el cuál es el nivel de gestión del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tudela. El progresismo tudelano también debiera recordar los elementos del concurso de la Mancomunidad que podrían indicar que FCC jugó con ventaja.

Y debiera haber hecho guerra con el asunto de Fernando Ferrer, sobre el que prácticamente ni IE ni el PSN han sido capaces siquiera de pronunciarse en público. Si el vínculo empresarial lo hubiera tenido un concejal de IE, lo sabrían hasta en Marte. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours