La Dirección General de Ordenación del Territorio, los ayuntamientos de Bakaiku y de Etxarri-Aranatz, Cruz Roja Navarra y el Centro Integrado Escuela de Educadoras/Hezitzaile Eskola Ikastetxe Integratua fueron galardonados ayer como ejemplos de Buenas Prácticas de Participación Ciudadana, en un acto presidido por la Presidenta de Navarra, María Chivite, y el consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez.

Con estos galardones, cuya entrega tuvo lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, el Ejecutivo reconoce proyectos realizados en 2018 y 2019 que han aportado conocimientos y herramientas para mejorar la democracia participativa. “Son casos concretos que contribuyen a una mejora importante de las políticas públicas, los servicios y la calidad de vida”, detalló la Presidenta Chivite, quien ha recalcado que “desde la inteligencia colectiva y la fortaleza del talento y la pluralidad, podemos avanzar en una Navarra mejor, en una sociedad mejor”.

Los premios, que celebran su segunda edición, se estructuraban en cuatro categorías distintas. En la categoría destinada a departamentos del Gobierno foral, se ha premiado a la Dirección General de Ordenación del Territorio por el proceso de participación ‘Pueblos amables con las personas mayores’ desarrollado en Corella, Lerín y Burgui /Burgi. 

Por su parte, en la categoría de entidades locales, se ha reconocido la labor del Ayuntamiento de Etxarri Aranatz en el proceso de participación que abrió para mejorar la plaza de la localidad; y el Ayuntamiento de Bakaiku, por su proyecto participativo para realizar una reflexión estratégica sobre la localidad. 

En la categoría de participación social en grupos de acción local, los galardonados han sido Cruz Roja, por su plan de convivencia y propuesta de intervención en Murchante, y el Centro Integrado Escuela de Educadoras / Hezitzaile Eskola Ikastetxe Integratua, por su proyecto ‘Mi barrio. Mi patio. Nire auzoa. Nire joalastokia’. Por último, la categoría de de empresas privadas, asociaciones empresariales y cooperativas ha quedado desierta.

El vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, destacó “el refuerzo” que estos proyectos participativos suponen “al sistema democrático, abriendo nuevas vías de acceso a la esfera pública a través de las que se materializa el derecho fundamental a la participación democrática”. Remírez, quien abogó por “una mayor participación y el empoderamiento de la ciudadanía”, incidió en que “los proyectos más exitosos son los que parten de la iniciativa colectiva, del consenso y del impulso horizontal”.

En representación de los premiados, han recogido los diplomas Izaskun Abril, directora general de Ordenación del Territorio; Egoitz Urritza y Aner Galarza, alcalde y concejal de Bakaiku; Silvia Marañón y Eneka Maiz Uyalar, alcaldesa y exalcaldesa de Etxarri Aranatz, respectivamente; Ana Berta Gainza y Julia de Pablo, de la Escuela de educadores y educadoras de Navarra; y Rafael Huarte, presidente de Cruz Roja Navarra y Odeia Marco, coordinadora del servicio de Mediación Intercultural e Intervención Comunitaria en Tudela, respectivamente.

Tras la entrega de los galardones, la Presidenta Chivite recalcó la importancia de medir la participación “no sólo por el número de procesos o de participantes en cada uno de ellos, sino por las ideas, las reflexiones y las aportaciones desde la perspectiva del valor”. “Porque la participación contribuye a elaborar mejores leyes y normas, pero también a afinar más las decisiones y adecuarlas a la realidad social y las necesidades de la ciudadanía”, ha afirmado la Presidenta ante los premiados.

Además de reconocer “el ejemplo” y la “contribución” de los premiados, Chivite recordó que el Ejecutivo ha puesto en marcha “liderazgos basados en el diálogo, la escucha y el trabajo en equipo, entendiendo la descentralización y la participación de distintos agentes como un activo”. A este respecto, el vicepresidente Remírez resaltó que “la cultura de la participación se expande y cada vez hay más instituciones y entidades concernidas en este cometido”.

Creación de un banco de buenas prácticas

Estos cinco proyectos pasarán a formar parte del banco de buenas prácticas en materia de participación, que el Gobierno de Navarra va a poner en marcha, tal y como se ha anunciado hoy en la entrega de reconocimientos. Se trata de un espacio virtual, dentro del Portal de Transparencia, donde se recogerán las distintas buenas prácticas reconocidas. El banco incluirá la documentación y los vídeos de los proyectos.

Tal y como destacó el vicepresidente Remírez, el objetivo es doble. Por un lado, mantener el reconocimiento a aquellos procesos participativos que son ejemplares, y a las personas y entidades que los han hecho posible; y, por otro, servir de modelo para que otras entidades puedan tener ejemplos en los que inspirarse.

En el canal de Youtube de Gobierno de Navarra, en el ámbito de Gobierno Abierto, también se puede acceder a los vídeos de unas recientes jornadas que se han organizado en relación con la participación de los niños, las niñas y los adolescentes, a la presentación de los trabajaos de elaboración del Primer Plan de gobierno Abierto del Gobierno de Navarra y a otros recursos formativos e informativos (un total de 37 videos).

Descripción de los proyectos

El proceso de participación “Pueblos Amables con las personas mayores. CorellaAmable, LerinAmable, BurgiAmable”, de la Dirección General de Ordenación del Territorio es un proyecto de diagnóstico urbano participativo desde la perspectiva de las personas mayores destinado a detectar las necesidades cotidianas en el contexto urbano.

El proyecto “Proceso participativo para la mejora de la zona de la plaza de Etxarri Aranatz” nace con la idea de remodelar el quiosco de la plaza. No obstante, acaba convirtiéndose en un plan de movilidad para todo el pueblo, a través de un proceso participado y abierto. El proceso finaliza con la ejecución de las acciones planteadas.

Por su parte, el “Proceso participativo para realizar una reflexión estratégica sobre el municipio”, del Ayuntamiento de Bakaiku, plantea una nueva gobernanza para el municipio, en estrecha relación entre la corporación municipal y los vecinos. Como resultado de las 300 aportaciones realizadas por el vecindario, se han establecido diez líneas de actuación.

Cruz Roja Navarra ha recibido el reconocimiento por su “Plan de convivencia. Diagnóstico socio-residencial y propuesta de intervención en Murchante”, un proyecto de acción comunitaria para impulsar la convivencia intercultural entre los vecinos del municipio.

Por último, el proyecto “Mi barrio, mi patio. Nire auzoa, nire joalastokia”, del Centro Integrado Escuela de Educadoras/Hezitzaile Eskola Ikastetxe Integratua, consiste en la co-creación desde su diseño, de un espacio de juego libre en el patio del Palacio Ezpeleta, ubicado en la calle Mayor de Pamplona.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours