Hoy se celebran las elecciones autonómicas en Cataluña con un escenario político que se presenta muy abierto. Hasta tres listas podrían disputarse el triunfo (ERC, Junts per Catalunya y el PSC) y también habrá que mirar con lupa los números de Vox y En Comú Podem (Podemos).

5,6 millones de catalanes están llamados a una cita electoral autonómica marcada por dos asuntos: la pandemia, sorprendentemente las elecciones no se han aplazado, y el constante desgaste del procés independentista. 

Cierto es que la situación de tensión entre Barcelona y Madrid no se ha rebajado e Iván Redondo es consciente de que el futuro político de Pedro Sánchez podría mejorar si el PSOE resuelve el principal reto político que tiene ante sí: mejorar las relaciones entre el Govern de Catalunya y el Gobiern central. Repasemos las cinco claves de las elecciones autonómicas catalanas: 

1- 'Operación Illa'

Pedro Sánchez ha decidido sacrificar a un peón muy bien valorado, Salvador Illa, cuya imagen se ha salvado de la quema de la gestión de crisis sanitaria en su papel como Ministro de Sanidad. El PSC podría ganar en votos, quizás no en escaños, y su principal apuesta pasa por facilitar un Govern progresista que podría liderar ERC e integrar En Comú Podem. 

Es decir, regalarle el poder a Oriol Junqueras para romper un bloque nacionalista en el que fuerzas progresistas como ERC o las CUP han priorizado su independentismo a una agenda social que, según apuntan desde casi todos los colectivos, ha estado desatendida bajo los gobiernos de los 'hereus' de CiU. 

2- ERC

Otra clave importante será el resultado de ERC, que asegura que priorizará un Gobierno independentista y promete que no compartirá Ejecutivo "con el PSC del 155", según sus principales dirigentes. 

La obsesión de Junqueras pasa por no ceder voto independentista a Junts per Catalunya y que sea Pere Aragonés (ERC) el que se convierta en nuevo president. Para evitar la fuga de voto hacia los de Puigdemont, Junqueras ha llegado a asegurar que repetiría el 1-O: "Nosotros siempre volveremos a defender la democracia y siempre defenderemos que los ciudadanos de Cataluña, como los de cualquier lugar del mundo, tienen derecho a decidir sobre su futuro".

El líder independentista encarcelado afirma que quiere "las mejores relaciones posibles con España, y con una república española, y con los españoles. Amo a España, amo a los españoles, la lengua española, pero no comparto el proyecto de los aparatos políticos del Estado español, con una monarquía con un rey huido". 

3- Pablo Iglesias

Pablo Iglesias pretende que el tirón de la alcaldesa barcelonesa Ada Colau y la campaña de la candidata de En Comú Podem, Jéssica Albiach, evite una debacle morada similar a la que sufrieron en Galicia y Euskadi. 

Algunos medios incluso especulan con que un revés de Podemos en Cataluña supondrá el inicio del fin de Iglesias en el Gobierno central. Pero el vicepresidente segundo sueña con que Albiach entre en un Govern liderado por ERC, completado por En Comú Podem y las CUP y facilitado por el PSC. 

Sea como fuere, Albiach asegura que "Cataluña merece y necesita un gobierno, un cambio de rumbo para que el país pueda avanzar. Estas elecciones van de la nueva década y de quién es capaz de articular mayorías y gobernar. La gente, con su voto exige a los políticos que resuelvan sus problemas cotidianos pero también que sean capaces de llegar a acuerdos".

La candidata ha lanzado varios serios avisos al partido de Puigdemont: "Para el próximo gobierno de Cataluña, nosotras no pactaremos con la derecha españolista pero tampoco pactaremos con la derecha nacionalista".

Y sobre la situación sanitaria, advierte: "Estas elecciones son necesarias pero se deben producir bajo criterios sanitarios. Debemos reconocer que hemos llegado tarde en determinadas restricciones. Ahora hay un número más elevado en las UCI y a nivel hospitalario, y algunas voces creen que las elecciones deberían aplazarse". 

4- Vox 

Otra clave importante será ver cómo respira 'el trío de Colón': Vox previsiblemente entrará en el Parlament y Santiago Abascal pretenderá hacerlo por delante incluso del PP para que la dinámica del sorpasso se extienda 'por toda España'. 

Los populares intentarán de la mano de Alejandro Fernández que Ignacio Garriga y compañía no les asesenten un sorpasso que podría dejarles en mal lugar. Aun así ambas formaciones estarán pendientes de Ciudadanos, que podría protagonizar la gran caída electoral de la noche. 

5- Puigdemont

Casi todas las encuentas de prácticamente todas las elecciones de los últimos años han minuslvalorado el efecto Carles Pugidemont. El expresident apoya de forma vehemente a Laura Borràs, que optará a presidir la Generalitat de la mano de Junts per Catalunya. 

Esta formación, por lo pronto, ya ha dejado en todas las encuestas en fuera de juego al heredero oficial del CiU: el PDeCAT que integran, entre otros, el expresident Artur Mas. Habrá que ver si Puigdemont, una noche más, se convierte en el gran ganador para enfado de La Moncloa. 



Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours