Editorial e-Ribera: 

El pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Tudela volvió a evidenciar la incapacidad de Navarra Suma en la capital ribera para realizar siquiera un ápice de autocrítica. Algunas de las intervenciones del concejal Pedro González y del alcalde Alejandro Toquero, que siguen alardeando de forma repetitiva e infantil de su triunfo en 2019 a pesar de que los votos progresistas superaron a los conservadores, chocan con el repetido argumento regionalista que dice que IE y el PSN-PSOE imposibilitan la concordia. 

González y Toquero, centrados en despejar los balones mediante constantes críticas al Gobierno de Navarra (algunas de ellas propias de la vieja escuela victimista del regionalismo ribero), debieran saber que su interpretación particular de las urnas no puede ser la herramienta legitimadora que eclipse la incapacidad de Navarra Suma de tejer los consensos que se cerraron en la política ribera durante la pasada legislatura. 

Cierto es que Na+, que apuesta en 2021 con más fuerza por el ladrillo que por Derechos Sociales o Cultura, controla con mayoría absoluta Tudela y tiene derecho a tener más o menos en cuenta las propuestas de las formaciones progresistas. 

Pero su mayoría no debe chocar contra la ley, el TAN ha dejado claro que incumplieron su obligación de dialogar con las fuerzas sindicales en la negociación de la Plantilla Orgánica; ni contra el sentido común, la caída de Abel Casado de Eder todavía sigue sin explicarse. 

La oposición acusa a Toquero de "soberbia". Y lo cierto es que el alcalde no está presto a la autocrítica a pesar de que cobra casi el doble que lo que se embolsaba Eneko Larrarte; ha fichado a dedo a una jefa de Gabinete por 50.000 euros anuales; cobró dietas de forma irregular; su mano derecha comparte empresa con un contratista de la Mancomunidad y el Ayuntamiento; los socios tradicionales de UPN en Eder le dieron la espalda por intentar echar 'por las bravas' a Casado; y la gestión de Navarra Suma en la Mancomunidad podría facilitar que un recurso de Cespa-Acciona impida que arranque el concurso de la limpieza viaria en diecisiete localidades riberas en el primer semestre de 2021. 

Al menos hay que reconocerle a Toquero y a la coalición conservadora que hayan cambiado su discurso sobre la inmigración. Y es que tanto el alcalde como Navarra Suma Tudela han lanzado mensajes solidarios por el Día Internacional del Migrante. 

Atrás dejan por lo tanto algunos discursos de UPN Tudela, dignos de Vox. Y es que cuando el 'tripartito' se negó a aceptar las llamativas proposiciones empresariales del 'autor de los carteles' contra Toquero, los regionalistas decían lo siguiente: "Recibimos migrantes mientras hacemos volar a los nuestros. Así nos va". Ahora, tras el cambio de discurso de Navarra Suma Tudela, nos va mejor a todos. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours