Alejandro Toquero ha calentado el ambiente e político tudelano al compartir un mensaje de Laura Casanova, hija del subteniente del Ejército de Tierra Francisco Casanova que fue asesinado por ETA en 1990. 

La joven había mostrado su enfado en redes sociales tras conocer que Instituciones Penitenciarias ha acercado a Euskadi a varios presos de ETA y ha asegurado que siente "indignación, rabia, tristeza e impotencia". 

Laura Casanova también ha arremetido contra los políticos del PSOE por este hecho: "¡Qué se puede esperar de aquellos que pactan con terroristas, intentan blanquear la historia sangrienta de ETA y se posicionan al lado de los verdugos en lugar de apoyar a las víctimas!". 

Y añade: "Os diré una cosa, María Chivite y Pedro Sánchez: ¡Vuestras manos están manchadas de sangre! Porque tan asesino es el que mata, como aquel que los apoya y pacta con la calaña para conseguir un sillón. ¡No todo vale!". 

Alejandro Toquero comparte el mensaje

Laura Casanova está en su derecho de expresar en redes sociales su indignación, seguramente el Código Penal no le permita equiparar a Chivite y Sánchez con 'asesinos'. Pero lo preocupante es que un cargo público como Alejandro Toquero, miembro de un partido que negoció presupuestos con HB en los noventa y socio electoral de un partido que negoció con miembros de la banda terrorista en Zúrich, comparta semejante texto.

"Este es el sentimiento tudelano de un víctima del terrorismo de ETA. Un abrazo y todo el cariño del mundo a Laura y su familia. En breve inauguraremos en Tudela el monumento a las víctimas que honrará a tu padre y a todas. Siempre estaremos de vuestro lado. Siempre", escribe.

Toquero, que ha compartido un mensaje que insulta a dos dirigentes del partido al que Navarra Suma dice querer acercarse, parece olvidar que el artículo 25.2 de la Constitución dice que "la penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas a la reeducación y reinserción social". 

Y que el el artículo 1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria (LOGP) asegura que "las instituciones penitenciarias reguladas en la presente Ley tienen como fin primordial la reeducación y reinserción social de los sentenciados a penas y medidas penales privativas de libertad". 

Tampoco parece conocer el alcalde de Tudela que el artículo 12.1 de la misma LOGP explica que "la ubicación de los establecimientos penitenciarios será fijada por la administración penitenciaria dentro de las áreas territoriales que se designen. En todo caso se procurará que cada una cuente con el número suficiente de aquellos para satisfacer las necesidades penitenciarias y evitar el desarraigo social de los penados". 

Cierto es que todas ellas se subordinan al artículo 79 de la LOGP que establece que "corresponde a la Dirección General de instituciones Penitenciarias del Ministerio de Justicia, la dirección, organización e inspección de las instituciones que se regulan en la presente Ley". 

Cabe recordar que este último argumento jurídico fue utilizado por todos los ejecutivos del PP para acercar presos de ETA a Euskadi. Y ni el PSOE ni ningún partido del arco parlamentario aplaudió que nadie dijera que los socios de Toquero tenían "las manos manchadas de sangre". Si el alcalde de Tudela cree que apoyar a las víctimas es aplaudirles mientras insultan a sus adversarios políticos, se equivoca...

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours