jueves, 15 de octubre de 2020

La plantilla de Trenasa continúa su calendario de movilizaciones en el Parlamento foral






Parte de la plantilla de Trenasa se concentró ayer frente a la sede del Parlamento de Navarra para protestar el día que se celebraba una sesión de trabajo entre los grupos políticos y representantes de la compañía. 

Óscar Rodríguez, de LAB, desveló en declaraciones a Ahotsa.info que una filial de Trenasa que se encarga de las pruebas ferroviarias que se realizan en Corella ha arrojado unos beneficios de seis millones de euros en los dos últimos ejercicios tras cargarle todos los gastos a la planta castejonera:

 

El presidente del comité de empresa de Trenasa, Miguel Ángel Molina, asegura que la planta de Castejón es "rentable, viable, puntera y estratégica". Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, afirmó que nos encontramos ante "una situación insólita e ilógica, estamos con una empresa que se pretende cerrar y que es rentable". 

La parlamentaria asegura que la empresa "es eficaz, que no tiene problemas organizativos y no tiene problemas económicos". Por su parte el consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, afirma que el cierre de Trenasa "es inaceptable".

Citas en Beasain y Castejón

Comisiones Obreras asegura que las reivindicaciones continuarán los próximos días: "El día 21, una semana después de visitar el Parlamento de Navarra, la plantilla de Trenasa Castejón recorrerá los 155 kilómetros que separan su fábrica de la sede de CAF en Beasain (c/ José Miguel Iturrioz, 26). Allí se concentrarán durante toda la mañana. Recibirán el apoyo de los trabajadores y trabajadoras de la principal planta de fabricación del grupo y de los centros de Madrid y Zaragoza".

Y añaden: "La sección sindical intercentros de CCOO en CAF ya ha mostrado todo su respaldo a la plantilla de Trenasa en un comunicado. Se manifestó partidaria de mantener el empleo, consideró que la planta es viable y se opuso a la decisión que adoptó la compañía de material ferroviario".

CCOO de Industria espera que "con esta batería de acciones, la dirección de CAF recapacite, reconsidere su postura y busque una salida que evite la pérdida de un centenar de puestos de trabajo. El cierre de la planta navarra es un auténtico mazazo para toda la comarca. El sindicato está recabando apoyos de los partidos políticos y del gobierno estatal, autonómico y local".