El clima interno entre la plantilla de Trenasa está subiendo varios grados tras conocerse que el Grupo CAF está negociando la compra de una planta de Alstom en Alsacia (Francia) y que la fábrica castejonera está en perdidas porque CAF le ha cargado en los dos últimos ejercicios 12 millones de euros de gastos del centro de pruebas de Corella,. 

Y, por si esto no fuera poco, en los últimos días han conocido que la empresa polaca que se 'tragó' a la compañía navarra que recibió 5,7 millones de euros del Gobierno de Navarra, Vectia, tiene deudas millonarias con Trenasa.

Todas estas informaciones están siendo recibidas como auténticos golpes en la moral del equipo de la planta ribera, que ayer bloqueó la salida de vagones que se habían probado en el centro de pruebas ferroviario corellano y que iban a partir a Bruselas. 

El presidente del Comité de Empresa de Trenasa, Miguel Ángel Molina, anunció ayer que se iban a intensificar unas protestas que mañana llegarán de nuevo a Beasain. Y es que la decisión del Gobierno de Navarra de 'cerrar' la Comunidad foral a partir de este miércoles noche iba a dificultar unas acciones de protesta que finalmente se llevarán a cabo mediante una gran medida de presión: la convocatoria de huelga indefinida.

Candados en Trenasa

La plantilla de Trenasa ha acordado convocar una huelga indefinida que comenzará mañana miércoles. La decisión se ha tomado a lo largo de la mañana de hoy, que ha estado condicionada por la colocación de unos candados en las entradas de la planta. 

Este incidente ha retrasado el inicio de un turno en mínimos por los numerosos trabajadores que, o bien están acogidos al ERTE, o se han tomado un día de las numerosas vacaciones de la compañía les adeuda. 






Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours