viernes, 25 de septiembre de 2020

Los trabajadores de Trenasa cortan la N-113





Pedro Pérez Bozal

Minutos antes de las tres de la tarde de un viernes cualquiera, pongamos que es el 25 de septiembre de 2020, la algarabía que reina habitualmente en el Restaurante Aingeru y Nerea se había tornado en desasosiego y tristeza. 

El silencio reinaba el comedor porque unos minutos antes, sobre la una y media de la tarde, el sobresaltó se confirmó por boca del Comité de Empresa: CAF les había comunicado que TRENASA cerraba. 

La noticia pilló a contrapié hasta a una dirección que días antes planificaba el futuro: algunos trabajadores habían pasado a ser fijos y otros estudiaban el calendario para combinar el ERTE que está en marcha con los encargos que tienen encima.

Le preguntamos sobre la noticia a uno de los camareros del citado restaurante del polígono castejonero (que se llena habitualmente de 'curritos' de TRENASA y 'las centrales', que van en busca de sus recomendables menús del día). "Eso me han dicho. Ha venido un amigo que tengo de LAB y me lo ha contado. Pero todavía no me lo creo. ¡Es que es CAF!", nos explica. 

"Chafados"

Toni Rincón es uno de los trabajadores que se han dado cita a las tres de la tarde para protestar por una medida que provocará un socavón en la Ribera de 118 puestos de trabajo. Este fiterano explica a e-Ribera.com su mirada sobre el asunto: "No nos lo podemos creer. Pensábamos que podía haber recortes. Pero esto es mucho más grave. Nos hemos quedado chafados al conocer la noticia".


A su lado decenas de trabajadores se reparten petos amarillos y cencerros para comenzar la que puede ser la primera de una serie de protestas para evitar un cierre que, en la zona, puede ser el primero de muchos que se avecinan.

"¡CAF, escucha, TRENASA está en la lucha!", "¡Manos arriba, esto es un atraco!" o "¡No al cierre, de TRENASA!" son algunas de las consignas que gritan unos trabajadores indignados al recordar que Gobierno de Navarra inyectó cuatro millones de euros en la compañía para que hiciera autobuses... y esos vehículos ahora se están fabricando en Polonia. 

Los trabajadores, respaldados por algunos representantes públicos como el alcalde castejonero David Álvarez (Izquierda Unida), el diputado foral Txomin González (Euskal Herria Bildu) o el teniente alcalde valtierrano Ángel Felipe Sáenz (CPV), han seguido su marcha y durante varios minutos han cortado la circulación de la N-113.




No hay comentarios:

Publicar un comentario