miércoles, 15 de abril de 2020

Primeras altas en los 'hospitales de campaña' navarros







El Departamento de Derechos Sociales sigue intensificando las medidas de prevención y cuidado en los centros de discapacidad y de mayores, y de hecho ha practicado hasta ahora 1.197 pruebas PCR a las y los residentes, que han registrado un 76% de casos positivos.

Así lo ha indicado la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, quien ha recordado que las residencias “se ha demostrado que son puntos especialmente sensibles en esta pandemia, y ha expresado que “muy tímidamente, pero podemos decir que empezamos a ver resultados positivos”.

En apenas 3 semanas se ha intervenido en 10 centros residenciales, y se han habilitado 4 centros especiales: dos para positivos en covid-19 (Felix Garrido y Balnerario de Fitero) y dos para negativos (Centro de Lekároz y Hotel AH San Fermín). Se ha trasladado a 164 personas a estos espacios y 4 de ellas ya han regresado a su residencia de origen.

Por su parte, el porcentaje de centros sin casos positivos o con sospecha muestra ya una tendencia al alza y en los centros de discapacidad la incidencia del virus también disminuye.

La inversión que el Departamento de Derechos Sociales ha previsto para la atención a la población mayor en residencias, a través de distintas acciones, asciende a 1 millón de euros este primer mes. El 50% corresponde a personal. Hasta el momento han sido contratadas por Derechos Sociales 107 personas, mientras que 32 cuidadoras de personas con discapacidad y trabajadoras de Educación se han incorporado de manera voluntaria a distintos recursos.

Habilitados 4 centros de apoyo en 3 semanas para atender a mayores

En apenas 3 semanas Derechos Sociales ha habilitado 4 centros expresamente para dar apoyo a las residencias en distintos puntos de la geografía Navarra y de esta forma, facilitar la reordenación de los espacios en los centros y realizar un adecuado aislamiento de positivos.

El 29 de marzo puso en funcionamiento el primero, la residencia Félix Garrido, con capacidad para 52 personas. Hoy se encuentran ocupadas 50 y ya son 62 las personas con positivo confirmado que no necesitan hospitalización procedentes de 9 residencias, del Complejo Hospitalario de Navarra y del hospital García Orcoyen. La directora del centro, Gema Urralburu, ha destacado los esfuerzos que se han realizado para “garantizar la continuidad de los cuidados en el traslado, intensificar la comunicación con las familias y atender a la voluntad de las personas sobre cómo quieren que se proceda con ellas”. Ha destacado también las altas del centro, 4 hasta el momento.

El 6 de abril abría sus puertas el Balneario de Fitero, para la zona de La Ribera, hoy son 22 las personas trasladadas, procedentes de 3 centros de zona y, en un caso, del domicilio. Olga Cuairán, directora de este recurso, ha destacado el gran apoyo recibido por los pueblos de la zona “se han volcado, especialmente Fitero y Cintruénigo, también Policía Local, Guardia Civil… mucha gente ha pasado para ponerse a nuestras disposición para lo que haga falta”. Fitero ha dado también alojamiento a 4 sanitarios de la zona que prefieren no regresar a sus casas mientras dure la pandemia.

A estos recursos se suma la iniciativa de la Casa Misericordia con el hotel AH San Fermín de Burlada, iniciativa que el Departamento de Derechos Sociales ha facilitado. Aunque en un principio sirvió para trasladar a 40 personas autónomas de este centro pamplonés, también han sido trasladadas al mismo 6 personas procedentes de Tafalla. Todas ellas son negativas en COVID-19.

También este fin de semana se ha abierto el Centro de Interpretación de Lekároz, para dar cobertura a la zona de Baztán con capacidad para acoger a 48 personas. Ya son 36 las que han llegado procedentes de la residencia de Elizondo.

Por otra parte, el Departamento de Derechos Sociales ha intervenido en 10 centros. Como explicó la Consejera Maeztu, intervención no significa que el Departamento “asuma el mando”, sino que apoya de diferentes maneras: asesorando en la reorganización de espacios, desplazando a residentes a otros centros o facilitando la contratación de personal para cubrir bajas, o apoyo a la dirección.

Desde este fin de semana el personal sociosanitario que trabaja en estos centros y no quiera regresar a su domicilio, puede solicitar su estancia en los hoteles que el Departamento de Salud ha habilitado para personal sanitario.

Cabe destacar por último la realización de PCR al personal de las residencias La Milagrosa, de Tudela que hacía el relevo a los compañeros y compañeras que han permanecido junto a los residentes en los centros. En todos los casos la prueba dio negativo.

Incidencia COVID-19 en residencias de mayores

Desde el martes 7 de abril, Navarra está siguiendo la pauta establecida por el Ministerio para homogeneizar la recogida de información entre todas las comunidades autónomas.

Los datos indican que los casos positivos confirmados en los centros residenciales de mayores ascendían a 783 en el día de ayer, sobre un total de 5.835 personas. De todas ellas, 62 están hospitalizadas y 721 permanecen en las propias residencias. Asimismo, son 150 personas las que presentan síntomas compatibles con el COVID-19. Las bajas de profesionales son, en este momento, 453 de una plantilla total en torno a 4.000 personas.

Por otra parte, según los datos aportados por los centros hasta el día de ayer, el número de personas fallecidas desde el 8 de marzo en las residencias de mayores ha sido de 419, de las que 127 habían dado positivo en la prueba de PCR. Cabe señalar que los centros residenciales informan de otras 156 personas fallecidas con síntomas compatibles con el COVID-19. Estos datos que son reportados al ministerio han sido facilitados al portal de gobierno abierto y se irán actualizando, en aras a la total transparencia sobre esta cuestión.

Como se puede comprobar, en los dos últimos días, el incremento ha sido significativo porque algunas residencias estaban reportando solo los casos confirmados y no aquellos que habían fallecido con síntomas compatibles pero sin PCR positiva. Así mismo, los casos con síntomas sin confirmar van descendiendo ante el progresivo incremento en el número de pruebas realizadas.

Como dato positivo, cabe destacar la tendencia al aumento del porcentaje de residencias de mayores de Navarra que no registra ningún caso confirmado de COVID-19 ni sospechoso, que se sitúa en el 52.1%.

Incidencia en los centros de discapacidad

En cuanto a los 49 centros de discapacidad, la incidencia de casos es menor y la situación va mejorando. Los positivos confirmados descienden y se sitúan en las 83 personas de un total de 1.025 plazas. De todas ellas, 12 están hospitalizadas y 71 permanecen en las residencias. Asimismo, son 4 las personas que presentan síntomas compatibles sin confirmación. En cuanto a las personas fallecidas desde el 8 de marzo, son 6 y todas ellas con COVID-19 confirmado. En este sector, el personal de baja asciende a 88 profesionales. Cabe señalar que también aumentan los centros que no cuentan ni con casos positivos, ni sospechoso, que representan el 75,5%

La Consejera Maeztu ha cerrado su intervención lanzando un mensaje de esperanza a pesar de la dureza de la situación, “el verdadero antídoto contra el coronavirus es la cooperación y la confianza, sin ellas no podremos detener la epidemia”, ha indicado.

“Sabemos que las personas que están en residencias son las más vulnerables ante esta crisis sanitaria. Ayer conocíamos datos de Europa que nos hablan de que en torno al 50% de las personas fallecidas en esta crisis viven en estos centros. Se están tomando todas las medidas a nuestro alcance para preservar la salud y bienestar de las personas mayores y personas con discapacidad y vemos con esperanza que la mayoría de las personas mayores logran recuperarse también de esta enfermedad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario