Vía: La Vanguardia

Setenta voluntarios de la ONG Open Arms comienzan este martes a dar apoyo a los profesionales de la atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS) en la realización de test de COVID-19 en residencias de ancianos de unos setenta municipios al norte de Barcelona, entre ellos Mataró.

Tal como ha informado el ICS en un comunicado, la organización sumará esfuerzos en la denominada Gerencia Metropolitana Norte, que engloba las comarcas del Barcelonès Nord, el Maresme, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental.

En concreto, serán 70 voluntarios y una flota de 30 vehículos con los que atenderán a unas 200 residencias, donde acompañarán a los enfermeros para realizar test de diagnóstico rápido de coronavirus, recoger muestras y llevarlas a los laboratorios correspondientes, donde el Servicio de Microbiología hace luego las pruebas por PCR. En función de los resultados, la ONG ayudará también a sectorizar las residencias y organizar los espacios para mantener en aislamiento a los usuarios contagiados.

Los voluntarios han recibido una formación para que conozcan el funcionamiento de los equipos de primaria que ya trabajan en las residencias, las metodologías de testeo y cribajes, así como las tareas que se llevan a cabo.

Además de este proyecto, Open Arms participa en un ensayo clínico impulsado por la Fundación Lucha contra el Sida, del Hospital Germans Trias i Pujol e IrsiCaixa y ya realiza test diagnósticos a ciudadanos y profesionales que han estado en contacto con contagiados.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours