Felipe González y José María Aznar han protagonizando un acto contra el actual Gobierno. Aznar, famoso porque sus gobiernos enterraron en féretros equivocados a militares del Yak-42, de inventarse que ETA hizo el 11-M, de decir que el Prestige albergaba "hilillos de plastilina", de participar en Irak con la excusa falsa de las armas de destrucción masiva y de tener el partido lleno de chorizos gurtelianos, ha tirado de arrogancia con su antiguo enemigo para analizar la reunión entre el Gobierno español y la Generalitat: "Tú no lo hubieras hecho ni yo tampoco".

González, cuyos gobiernos mataron con los GAL, entraron en la OTAN, robaron con Filesa, hicieron una reconversión industrial vomitiva y privatizaron las empresas públicas rentables para alegría de sus amigachos, ha ido por idéntico camino: "Todo el mundo sabe que no hay espacio para la amnistía, no hay espacio para la autodeterminación y si a alguien se le ocurre reformar la Constitución para que eso ocurra yo haré campaña en contra".

Ya ven, dos delincuentes que mancharon España dando lecciones a los dirigentes del siglo XXI. Estos dos pájaros, que llegaron a negociar con ETA y ahora se asombran porque el Gobierno y la Generalitat al fin se ponen a hablar, no quieren jubilarse para dejar de hacer el ridículo.
Share To:

Post A Comment:

1 comments so far,Add yours

  1. Si los españoles del pueblo llano hubiéramos dicho en un principio: la CONSTITUCION, no es lo que el gobierno está desarrollando y no le hubiéramos permitido mangonear a su aire, como han estado haciendo y siguen haciendo. España, nunca habría conseguido llegara la situación que hoy en día está. Pero claro... salíamos del régimen que hasta la fecha habíamos tenido y nos creímos en aquellos momentos que los gobiernos que entrarán jamás nos harían las malas pasadas que nos han hecho pasar y lo que nos queda si pronto no existe quien ponga remedio. Por que nosotros los pueblerinos jamás nos pondremos de acuerdo para poner freno a tan desbocada carrera, emprendida en su día.

    ResponderEliminar