El capricho de Toquero provoca un cisma en Eder





El capricho de Alejandro Toquero, echar al gerente de Eder sin ninguna razón para colocar a un compañero de partido que no tiene ninguna experiencia en el sector, ha provocado la reacción airada de Cortes, Peralta, Corella, Buñuel, Castejón, Ribaforada, Falces, Milagro, Cabanillas, Fontellas y Arguedas.

Estos ayuntamientos han firmado una nota de prensa contra el alcalde de Tudela junto a CCOO. UGT, PSN-PSOE, Izquierda Unida, Izquierda-Ezkerra, la Agrupación Corellana de Izquierdas, Cambiemos Buñuel y la Candidatura Progresista de Valtierra.

Los consistorios y los citados partidos y agrupaciones dicen "no compartir las formas, el fondo y el trasfondo" del volantazo, adelantado por e-Ribera y rebotado sin citar por la SER, Diario de Noticias y Diario de Navarra. También explican que la decisión "nada tiene que ver con el futuro y desarrollo del conjunto de la Ribera", hecho que "pone en juego una herramienta fundamental y estratégica de desarrollo como es el Consorcio Eder y todo el trabajo desarrollado en estos cuatro años de proyecto de Comarca".

Llama la atención el silencio sonoro de Cámara de Comercio y UAGN, que podrían actuar de apéndices de UPN. A ellos va dirigido el dardo de los firmantes de la citada nota de prensa, que exigen que recapaciten "para no poner en peligro el futuro del Consorcio y de la Ribera".

En la Ejecutiva extraordinaria de mañana se pondrán las cartas boca arriba. Pero Toquero, en escasos meses, ha situado al Consorcio Eder en pleno cisma y al borde del KO porque es evidente que varios ayuntamientos se darán de baja de este organismo si el alcalde de Tudela persiste en tratarlo como si fuese una agencia de colocación de UPN en vez de mimarla como agente estratégico de la Ribera.


Comentarios