Una lectura fiterana al 28-A





La derecha picó en el señuelo de Pedro Sánchez, Vox, y el PP se hundió: pierde más de 70 escaños y tres millones y medio de votos. El PSOE ni siquiera dependerá de los independentistas para gobernar durante cuatro años porque la derecha no alcanza ni 150 escaños, aunque los socialistas buscarán previsiblemente acuerdos puntuales para evitar el bloqueo.

En Fitero la participación fue del 81,39%, casi cuatro puntos más que en 2016. Y Navarra Suma restó: la coalición liderada por UPN, Ciudadanos y PP ganó con 483 votos, 96 apoyos menos que los que lograron regionalistas y populares hace tres años y 161 menos que que lo sumaron las tres fuerzas en los últimos comicios.

Navarra Suma logró el 41,35% del voto, nueve puntos y medio menos que UPN-PP en 2016. Es la primera vez desde 1989 que una coalición integrada por UPN no supera el 50% de los votos en Fitero. Y es la victoria más baja de la derecha en nuestra localidad en los últimos cuarenta años.

El PSOE crece

El PSOE se disparó en la villa: alcanza los 412 votos y se queda a 71 papeletas del partido más votado. Los socialistas superan el 35% del voto y suben 117 votos. Los socialistas no superaban este porcentaje de voto en Fitero desde 2008.

Vox se coloca como tercera fuerza: tiene 170 votos y roza el 15% de las papeletas. El partido que lidera Santiago Abascal es tercera fuerza y triplica en Fitero la media de voto que han logrado en Navarra, menos de un 5% de voto tras conformarse con el sexto puesto en la Comunidad Foral.

Unidas Podemos se desgasta: pierde 99 votos y se conforma con ser cuarta fuerza con 78 apoyos, menos de la mitad que en 2016. Euskal Herria Bildu pasa de 7 a 10, Geroa Bai de 5 a 10, Recortes Cero logra 3, el PACMA 1 y Por un mundo más justo 1.

Navarra Suma logró más apoyos en el Senado que en el Congreso: Alberto Catalán sumó 515 cruces, Ruth Goñi 506 y Amelia Salanueva 502. El cuarto candidato más votado fue el socialista Antonio Magdaleno, con 431.





Comentarios