El PSOE dependerá de Podemos y los independentistas para gobernar





Gran triunfo del PSOE, que logra un resultado extraordinario con 123 escaños. La socialdemocracia ha fragmentado a sus rivales con el trapo taurino de Vox. Y la jugada le ha salido redonda a Pedro Sánchez. 

Aun así necesitará del apoyo de Podemos y los independentistas: Iglesias mantiene 42 escaños, ERC logra 15, Junts per Catalunya 7, el PNV sube a 6, EH Bildu logra 4 y Compromís 1. El bloque de la moción de censura suma 198 diputados que podrían convertirse en 201 de contar con el 'alquiler' que ofrecen Coalición Canaria y el Partido Regionalista de Cantabria.

Y la ciudadanía margina al trío de Colón: revolcón histórico del Partido Popular, ligera decepción en Ciudadanos por no conseguir el sorpasso y revés para Vox, que solo contará con 24 diputados (cinco más que el grupo que formarán ERC y Bildu).

La derecha pierde un millón de votos tras su radicalización. La vena folclorico-nacionalista con la que han competido en una especie de primarias ha resultado fallida. El revanchismo contra Catalunya, la xenofobia, el machismo, la homofobia, la nostalgia y el centralismo han perdido.


Comentarios