Navarra invertirá 16 millones de euros en viviendas de alquiler social fuera de Pamplona











El Gobierno de Navarra invertirá un total de 15,9 millones de euros para ampliar en 105 viviendas la bolsa de el alquiler social fuera de la Comarca de Pamplona, ha explicado en conferencia de prensa el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra.

Laparra, quien ha estado acompañado por el director de Vivienda del Gobierno de Navarra, Javier Etayo, y el director gerente de Nasuvinsa, José María Aierdi, ha destacado que estas actuaciones pretenden atender la demanda de alquiler social en núcleos rurales, que ha sido "la más olvidada en anteriores legislaturas".

Este proyecto prevé la rehabilitación de casas en zonas rurales de Navarra y concursos de nueva construcción de Nasuvinsa, que extienden el Plan de Vivienda de Alquiler a las localidades de Estella, Tudela, Bera, Irurita y Garralda.

Entre las acciones de rehabilitación se encuentra la recuperación de las antiguas casas de camineros de Sangüesa, Roncal y Oronoz Mugaire, que forman parte del patrimonio municipal, con una inversión de 260.000 euros en las dos primeras localidades y la intervención será similar en el tercer caso.

Además, este plan contempla otras intervenciones en zonas rurales con sendos proyectos arquitectónicos ya adjudicados en Burguete y Espinal, en edificios de propiedad municipal cedidos a Nasuvinsa, que hará una inversión de 800.000 euros en total. Cada uno de los dos inmuebles albergará cuatro viviendas.

Bajo la misma fórmula, el Gobierno firmará en breve convenios similares con las entidades locales de Ujué y Jaurrieta, pueblos en los que Nasuvinsa rehabilitará sendos edificios, con un total de ocho viviendas y una inversión de 600.000 euros en total.

Estas actuaciones en diferentes núcleos rurales de menor población abarcan en total 48 viviendas de alquiler protegido y una inversión de 3,9 millones de euros.

Los municipios, ha explicado Etayo, cederán a Nasuvinsa la gestión de los inmuebles destinados a alquiler social durante un plazo estimado de 12 a 15 años, dependiendo de la inversión que la sociedad pública haya realizado en su rehabilitación.

El alquiler protegido en zonas rurales rondará los 4 euros el metro cuadrado y se harán contratos de 5 años con los inquilinos.

Este paquete se suma además a la extensión a todo el territorio navarro del plan de alquiler "Social Housing", cuya primera fase actualmente en construcción se centra exclusivamente en municipios de la Comarca de Pamplona.

Más allá de este ámbito, Nasuvinsa, con una inversión de 12 millones de euros, promueve otras 57 VPO en los nuevos concursos de Estella, Tudela, Bera, Irurita y Garralda, cuyos proyectos arquitectónicos estarán adjudicados a principios de noviembre.

A toda esta oferta de vivienda de alquiler protegido fuera de la Comarca de Pamplona, se añadirán dos rehabilitaciones singulares en Tudela y Estella.

Por una parte, están las 25 VPO -la mitad de ellas en régimen de arrendamiento- que están previstas en la reurbanización y rehabilitación de edificios en el ámbito del Horno de Coscolín, en el casco antiguo de Tudela, cuyo proyecto ya está en fase de redacción.

A éstas, se suman 14 viviendas en alquiler en Estella tras la rehabilitación del edificio del antiguo hospital, para la que ya está solicitada la licencia de obras.

Sobre la propuesta de que los Presupuestos del Estado de 2019 habiliten a los Ayuntamientos a fijar un índice de precios de alquiler de referencia, Laparra ha señalado que, con carácter general, el planteamiento le parece "oportuno" y sería "una buena vía" para bajar algunos alquileres "excesivamente altos".

Laparra ha comentado que también hay que tener en cuenta algunos aspectos colaterales a este tipo de medidas, como el tratamiento fiscal que se aplicaría.

Comentarios