Restricción de transporte pesado en la N-232: consecuencias en el tráfico de la Ribera










El pasado 2 de diciembre el Ministerio de Interior publicaba en el BOE la prohibición de circular (en tránsito) al transporte pesado por la Nacional 232, entre Tudela y Zambrana. Está medida obliga a los camiones que usan esta ruta a dirigirse a la autopista AP-68 por el acceso que existe entre Tudela y Murchante, Nacional 121 C, carretera que tiene que soportar un incremento de trafico previsto entre 1.000 y 2.000 camiones al día.

Recordar que en este tramo se encuentran los accesos al Hospital de Tudela, la Comisaria de la Policía Foral, el polígono de servicios (donde se encuentra una gran superficie de compras), la salida de los centros educativos “Instituto Valle del Ebro” y centro de Formación Profesional ETI, entre otros.

El incremento de la circulación está suponiendo dificultades para acceder a estos centros y también un aumento considerable de los riesgos de accidente.
Además parte de este tráfico pesado en lugar de dirigirse a esta vía de peaje utiliza otras rutas alternativas como es la NA 134 (carretera considerada de interés para Navarra) entre Tudela y Lodosa. Trasladando el problema de siniestralidad de una carretera a otra.

La Ribera es la zona de Navarra con peor calidad del aire y varias veces al año sobrepasa los límites de gases contaminantes (ozono).
La autopista AP-68, fue construida entre 1975 y 1980. Mide unos 295 km. La concesionaria de la autopista es Avasa (Autopista Vasco-Aragonesa), propiedad de Abertis.

En el año 2000, el gobierno de José María Aznar, del PP, amplió la concesión de la autopista que vencía en 2011, hasta 2026, haciendo imposible su rescate, medida que fue duramente criticada por las comunidades de Aragón y País Vasco. Navarra gobernada por UPN con el apoyo del PSN no dijo nada. La autopista tiene tramos subvencionados en parte y ligados al uso de “vía T”, y tras décadas de utilización su pago y amortización son más que evidentes.

La medida de restricción de tránsito de camiones por la Nacional 232, firmada por el Ministro de Interior, y la bonificación de peajes entre Zambrana y Tudela, firmada por la Vicepresidenta, mantiene o incrementa en Navarra, País Vasco, Aragón y Catalunya, los problemas del tráfico de esta vía y no los soluciona más que para la Rioja, curiosamente gobernada por ellos.

Desde ARIZ consideramos imprescindible solucionar el problema del tráfico que soporta la Ribera (y todas las comunidades afectadas) convertida en una zona de paso del transporte del Valle del Ebro, desde Bilbao hasta Barcelona y también del que se dirige hacia Europa. Para nosotros esta solución pasa por la gratuidad de la autopista AP- 68.

Está medida liberaría de tráfico pesado, no solo el de tránsito, nuestra red de carreteras y disminuiría la siniestralidad que el intenso tráfico de camiones provoca. Pero, si mientras está vigente la actual concesión otorgada por el gobierno de José María Aznar, es imposible liberalizarla de forma total, desde ARIZ exigimos al Gobierno de España (del Partido Popular) que bonifique los peajes de toda la autopista AP-68, y no solo la del tramo correspondiente a la Comunidad de la Rioja gobernada por ellos.

Es lamentable que el gobierno de todos utilice de forma tan partidista los presupuestos públicos, que denotan una falta de ética, moral y servicio a la sociedad.

Ariz (Asociación Ribera de Izquierdas/Erriberako Elkarte Ezkertiarra)

Comentarios