Fuego amigo fiterano








Si el 2016 estuvo marcado políticamente en Fitero por la anacrónica defensa de UPN ante los democráticos requerimientos de AFI (con una política involutiva liderada por Raimundo Aguirre, que cercenó plenos y comisiones), 2017 ha sido sin duda el año de una guerra subterránea y semisilenciosa entre la propia derecha fiterana para divertimento del centro-izquierda local. En esta particular y cómica batalla hay varios matices religiosos y culturales donde el ego o el interés de los más pícaros ha brillado con autoridad.

La explotación turística del Claustro ha sido el campo de batalla en un culebrón en el que los que tienen razón no son de fiar y en el que sus rivales dan miedo, ya que se han creído dueños de algo que han dejado de poseer mientras aplaudían. Entre medias se encontraba UPN, sin saber de qué va la película. Por desgracia este partido no predica la intelectualidad como en sus orígenes, muera la inteligencia, sino que cacarea el trabajo físico, de calle y casi exclusivamente con público.

Este partido dejado de protagonizar las batallas para simplemente contemplarlas, síntoma de su hundimiento que pudiera y debiera rematarse electoralmente en 2019. Porque UPN adolece de una evidente falta de liderazgo que tendría ser complementado por una compañía donde las sugerencias debieran de tener más importancia que montar mesas.

2017

2017 también ha sido el año en el que UPN ha pretendido defenderse de las legítimas críticas de AFI apadrinando un troll que nos llama "brujas" e "hijos de puta", con rugido de alegría de algunos concejales "demócratas". Este troll meapilas es un diseño prefabricado que tiene modelo y pasado tuitero, que juega al infantilismo con el número de reacciones que provocan sus ocurrencias o los supuestos comentarios que provoca en según qué sitios, y que de vez en cuando suelta la mano contra algunos prebostes de UPN (menos contra Raimundo Aguirre, por supuesto).

Los dos grupos

El primero pretende influir políticamente sin presentarse a las elecciones, porque recuerden que a la derecha de UPN no se presentó ninguna lista (ni saldrá, porque para eso hay que bajar al ruedo, torear y contar con la posibilidad de que los electores fiteranos te dejen en ridículo. Es decir, jugarte la cara. Y ya saben, para ciertas ocasiones es mejor tener una y no cincuenta y una).

La segunda trinchera de este fuego amigo, sus presuntos rivales, está nutrida por algunos elementos fanáticos que están maquiavélicamente tutelados y administrados por algunos de los elementos más brillantes de la cultura navarra (no como el grupo anterior, en el que no se han leído ni las solapas de los libros, hecho que cubren con la aparente suficiencia que proporciona la impostura).

El segundo grupo lo lideran personajes que han utilizado su gran talento para predicar cultura con maestría fuera de los límites fiteranos. Pero por desgracia utilizan sus armas a nivel local para participar en ciertos juegos interesados que en demasiadas ocasiones dañan los cimientos de nuestra villa. AFI, entre medias, se ha aguantado la risa, ha sobrevivido al apagón valleinclanesco y ha escogido un prudente silencio que hoy concluye.

Grupo Municipal AFI

Comentarios