Los presupuestos de Navarra no son identitarios











He leído el artículo publicado por Jesús Mari Rodríguez, alcalde de mi pueblo, en el que califica los presupuestos de Navarra para el año 2017 como “identitarios”. No coincido en absoluto con él y lamento que ese sea el argumento, de quien no tiene argumento, para criticar los presupuestos aprobados para la Comunidad Foral de Navarra.

Navarra tendrá para el ejercicio 2017 unos presupuestos que los grupos que apoyamos al Gobierno consideramos que son los más sociales de los últimos años. Y son los más sociales porque han de dar financiación a leyes, aprobadas por el cuatripartito, tan importantes como la Ley de Inclusión y Renta Garantizada y La Ley Foral por la que se adoptan medidas de apoyo a los ciudadanos y ciudadanas en materia de vivienda, sin dejar de atender el resto de servicios básicos. Como muestra adjunto las cantidades presupuestadas para 2017 en los departamentos que han de sustentar el estado de bienestar, para que se vea la priorización del Gobierno de Navarra. El Departamento de Salud se ha visto incrementado en un 5,38% hasta alcanzar 1.041.642.123 euros, el de Educación se ha visto incrementado en un 5,71% hasta alcanzar los 635.534.099 euros, el de Derechos Sociales se ha visto incrementado en un 12,55% hasta alcanzar los 416.570.992 euros, el de Desarrollo Económico se ha visto incrementado en un 17,79% hasta alcanzar los 223.167.125 euros y, por último, el departamento de Desarrollo Rural, Administración Local y Medio Ambiente se ha visto incrementado en un 10,86% hasta alcanzar un importe de 357.182.386 euros. Por lo tanto vuelvo a negar el calificativo de “identitario”. En cuanto a las quejas que puedan venir de entidades y asociaciones que no han visto aprobadas sus enmiendas a los presupuestos, tengo que decir que las entiendo. Naturalmente que sí. El importe total de los presupuestos para el año 2017 supera en poco los cuatro mil millones de euros. Cantidad insuficiente para dar cobertura a todas las necesidades que existen en nuestra Comunidad. Los presupuestos han de realizarse conforme a la previsión de ingresos. Ha de ser así. La capacidad de endeudamiento de las Administraciones está limitada por el Gobierno estatal y ese extremo es conocido por las Administraciones Locales. Pero estas limitaciones en los presupuestos no quieren decir que los Ayuntamientos no vayan a recibir ayudas desde el Gobierno de Navarra. Más bien todo lo contrario. En los presupuestos para 2017 hay partidas destinadas a cubrir, en la medida de lo posible, las necesidades de las entidades locales. Por ejemplo, y en lo que atañe a las críticas de mi alcalde, podemos decir que la Ley Foral reguladora del Plan de Inversiones Locales 2017 - 2019 recoge en su capítulo de Programación Local una dotación de 43 millones de euros para atender necesidades de las entidades locales en materias tan importantes como: Redes locales de abastecimiento, saneamiento y pluviales, pavimentación con redes, pavimentación sin redes, alumbrado público, adecuación de dotaciones municipales a la normativa técnica de edificación (incluidas las deportivas), caminos a lugares permanentemente habitados y entre núcleos de población. Así mismo esta Ley Foral recoge en su capítulo de Libre determinación un fondo de 23 millones de euros que se distribuirán entre las entidades locales dependiendo del número de habitantes. En este caso a Ribaforada le corresponderán 150.000 euros para que el Ayuntamiento los destine al uso que considere prioritario. Por lo tanto las reclamaciones realizadas por mi alcalde bien pueden ser cubiertas a través de estos fondos. Fondos que el Gobierno de Navarra pone a disposición de los ayuntamientos sin dar, en su distribución, ninguna prioridad identitaria. Para terminar, y sin querer polemizar con mi compañero Jesús Mari, recordarle que la enmienda aprobada el año pasado para el Consultorio, a la que con tanta insistencia alude, fue aprobada por los cuatro grupos que apoyan el Gobierno (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) y en su aprobación no hubo ningún interés identitario.

Rafael Eraso en Diario de Noticias: El autor es parlamentario de Geroa Bai

Comentarios