Revertir el desmantelamiento de la sanidad pública en La Ribera






Desde la CUP nos alegramos y mucho del interés despertado en UPN por el buen funcionamiento del Hospital Reina Sofía, interés que compartimos en nuestra candidatura, pero que éste partido no demostró suficientemente cuando gobernó y que aparece ahora cuando es oposición. Nos gustaría hacer una reflexión porque, en este año que llevamos más o menos, en el Hospital Reina Sofía se ha mejorado notablemente algunos temas muy demandados por la ciudadanía, por ejemplo el mantenimiento del Laboratorio propio del Hospital y de todo su personal (treinta y seis personas), cosa que corría verdadero peligro hace un año. Se mantiene también el autobús de la vida, medida en sí misma ya terapéutica para las usuarias y usuarios, que también corría peligro de desaparecer y ha habido una importante reducción de listas de espera que es perfectamente demostrable echando un vistazo a la hemeroteca de noticias. En el Diario de Noticias del día 12 de abril con respecto al mes de marzo del 2016 el Director del Hospital, Benigno Pérez, constata que hay una reducción del 12% en las listas de espera de pacientes para una consulta, pasando de 5.493 en 2015 a 4.831 en marzo de este año. Si vemos algunos ejemplos más específicos, en cirugía general en marzo de 2016 veintitrés pacientes menos que en septiembre de 2015, es un 14%; intervenciones quirúrgicas de diciembre a marzo en noventa y seis menos; en intervenciones quirúrgicas en traumatología un 26% menos que en diciembre de 2015, y un 22% menos que en septiembre del año pasado. Por especialidades no tan quirúrgicas, en raquis, de novecientos cuarenta y cinco pacientes en espera en diciembre de 2015 a cuatrocientos noventa y ocho, nada más y nada menos que 51,53% menos; en reumatología entre diciembre y marzo hay un 33,84% menos de lista de espera, y por último para consultas de traumatología normal hay una reducción de cuatrocientos setenta pacientes menos. Entre otras mejoras nos gustaría destacar también, que hay una inversión prevista para el Hospital respecto a los últimos años, eso significa un cambio muy importante con respecto a las anteriores políticas de cara al Hospital Reina Sofía. Hay unos 556.000 euros destinados a obras propias de infraestructuras en el Hospital y 795.000 euros destinados a equipamiento médico, por ejemplo eco-cardiógrafo de altas prestaciones y equipos para endoscopias. Ante los recortes de la legislatura pasada, el Presupuesto para este año también se aumenta según tenemos entendido un 6% respecto al inicial de 2015, y por último una mejora también que aparecía en el último anuncio de inversiones del Gobierno de Navarra para un equipo de resonancia magnética en esta legislatura, cosa que por cierto nos gustaría que sea cuanto antes, desde luego. Con todo lo anterior, queremos poner de manifiesto que ha habido una mejora notable, pero tampoco queremos hacer complacencia, tenemos también reivindicaciones .Nos gustaría que se solucionase por ejemplo el tema de las peonadas de una vez, contratando especialistas donde sea necesario, por ejemplo en traumatología o anestesistas. También vemos necesario priorizar reducir listas de espera en cardiología y en las pruebas de ecografías, para ello, es necesario disponer de los dos ecógrafos prometidos para atención primaria lo antes posible. En cuanto a las resonancias magnéticas, es urgente tomar medidas ya que el convenio con un centro privado está caducado por lo que se hacen con cuentagotas, donde hay una media de nueve meses de espera. Una petición numerosas veces reclamada es acelerar la compra de un equipo de resonancia magnética ya anunciada. También nos interesaría publificar el transporte sanitario no urgente, ahora privatizado, para cumplir los estándares mínimos garantizados de un servicio público, que cuente con personal con experiencia en urgencias y con vehículos que no tengan que ser sancionados por incumplir la normativa. Las aglomeraciones puntuales en urgencias y la ampliación del hospital de día y su instalación en la quinta planta son también para nosotros cuestiones para darles una rápida respuesta. Todas estas reclamaciones que viene defendiendo la Plataforma ribera por la defensa de la sanidad pública las hacemos nuestras. En definitiva, creemos que se están dando importantes pasos de mejora en cuanto a inversiones y a calidad asistencial para corregir la falta de inversiones y la política de privatizaciones de UPN en salud, en las anteriores legislaturas en el Gobierno de Navarra. Reconocemos que queda mucho por hacer ante el desmantelamiento que se estaba realizando de la sanidad pública sobre todo durante los últimos años en nuestra zona. En esta nueva etapa es indispensable revertir la situación de favorecer ampliamente a la sanidad privada que se venía practicando y vemos vital priorizar las medidas más eficaces para fortalecer la sanidad pública de calidad contando con el personal sanitario y el conjunto de profesionales tanto de atención primaria como con el de las diferentes especialidades del Hospital.

CUP Tudela

Comentarios