El esparto y el cáñamo: los olvidados en Navarra y La Ribera





La Recuperación del Cáñamo El Cáñamo (cannabis) es una planta usada en todo el mundo desde hace miles de años. Como materia prima, da una producción continuada, sin peligro de agotamiento y con posibilidad de reciclaje.

Su variedad de usos es sorprendente: 

Productos Textiles de Cáñamo


Alimentación de Cáñamo


Cosmética de Cáñamo


Papel de Cáñamo


Componentes para la Construcción de Casas


Materiales para la Industria (Pastillas de Frenos y otras partes de los coches, incluido Combustible de Cáñamo)


Aceites Industriales de Cáñamo


Fuente siempre renovable de energía


Además de otros muchos usos


En las áreas de cultivo, su crecimiento rápido convierte el Cáñamo en un eficaz protector del suelo, evitando la erosión y el crecimiento de malas hierbas. Al ser refractaria a las plagas, el Cáñamo no necesita protección de pesticidas. El uso del Cáñamo en la fabricación de más de 20.000 productos permite evitar el uso de otros materiales nocivos para el medio ambiente, derribados del Petróleo Aunque, por intereses económicos algunos de los usos del Cáñamo han sido sustituidos por plásticos, la tendencia actual se ha invertido hacia su recuperación. Hoy en día, cosa que ignoran desgraciadamente muchos labradores, el cultivo del Cáñamo industrial está subvencionado por la Comunidad Europea. NAVARRA debe unirse a la iniciativa, extendida ya por muchos países, de recuperar el CAÑAMO como solución a graves problemas de ecología con el uso de materiales limpios para la tierra, el agua y el aire, y como recurso de gran transcendencia en la economía y el empleo, en todo el mundo. VEAMOS TAMBIÉN JUNTO CON EL ESPARTO UN POCO DE HISTORIA Se movieron carros, ganados y caballos, se transportaron objetos y alimentos y se confeccionaron velas y dieron la vuelta al mundo. Dos fibras sencillas y olvidadas que fueron fuente de riquezas y negocio, que ayudaron a miles de familias humildes a sobrevivir y trabajar ganándose el pan de cada día. Desde la Navarra media Occidental siguiendo el Ebro por La Ribera Alta y terminando en la Ribera baja. 

El clima seco y de paisajes áridos es típico de Navarra, donde abundan las plantas herbáceas y arbustivas como el esparto, que pertenece a la familia de las gramíneas, igual que el trigo y la cebada. Algunas de sus características definitorias son, por ejemplo, su perdurabilidad en el terreno, sus hojas largas y finas, y sus espigas en forma de penacho. Hasta bien entrado el siglo XX esta planta tenía una enorme utilidad, empleándose en la fabricación de utensilios de labranza, trilla, labores del hogar, aperos para animales, etc. Pero actualmente ha perdido mucho terreno, siendo sustituido por la goma, el plástico o la fibra sintética. Sin embargo, algunos pueblos al menos todavía conservan esta tradición artesana, metida en su mente y en su sangre, que perviven y deberían rebrotar. 

El término de esparto se suele utilizar para nombrar las hojas; mientras que a la planta en general se le denomina Atocha o Espartera. Ésta comenzó a utilizarse en una primitiva industria en cordeles, aparejos de naves, capazos, espuertas, útiles agrarios y materiales de cambio. Los fenicios y especialmente los púnicos lo comercializaron por todo el Mediterráneo.Aparece en textos de Estrabón o Plinio, que hablaban del esparto encontrado por los romanos en la segunda guerra púnica y comercializado desde el año 500 a.C. por los carthagineses (de ahí derivan nombres como Campus Spartarius ) La actividad del esparto fue adquiriendo gran importancia a nivel nacional, hasta el punto de que Carlos III prohibió su importación. Pero tras su muerte, adquirió un gran valor en el mercado exterior, especialmente en Inglaterra, país consumidor por excelencia. A mediados del siglo XIX ya era una industria floreciente y la materia prima abundaba en los montes de algunas comarcas de la Región, por lo que comenzó una época de desarrollo. Los obreros arrancaban el esparto y después lo vendían por peso en fardos, kilos o arrobas (unos 11,5 kilos). 

Al principio se trabajaba tal y como se recogía del campo, y se trenzaba para hacer cestos, capazas, seras, etc., que después servían para la recolección de frutos y verduras o para el transporte de otras materias. Posteriormente comenzaron a picarlo o machacarlo, para que su textura fuese más suave. Así, unos mazos mecánicos picaban el esparto obteniendo una materia mucho más fácil de trenzar, con lo que se podían realizar trabajos más atractivos y estéticos. Aunque la preparación y el trenzado del esparto se realiza hoy mayoritariamente en grandes fábricas de forma industrial, aún susbsisten pequeños artesanos que continúan la tradición. Un ejemplo de pueblo es partero fue Sesma, en la Navarra por tierras de Estella, que se ha caracterizado por ser el único pueblo espartero de la merindad estellesa, e incluso se podría generalizar que de toda Navarra. 

El auge de esta actividad agraria-industrial tuvo lugar entre 1914, fecha de la fundación del Sindicato de Esparteros, y la década de los 60, en que la entidad deja de existir debido a los cambios profundos que se producen en la economía agraria: mecanización, nuevos cultivos más productivos, como el espárrago, éxodo del obrero agrícola a centros industriales y urbanos, transformación de la economía nacional, dirigida hacia el crecimiento del sector secundario y terciario, y a la rápida disminución del sector primario. En esta etapa reciente de su historia, la gran mayoría de la población sesmera era campesina y pobre. Es la nota típica de una Navarra agraria de pueblos superpoblados, donde sobraba mano de obra, debido a la desigual distribución de la propiedad de la tierra. En este ambiente de penurias, surge la idea de crear un Sindicato de Esparteros por iniciativa de la Acción Social. A comienzos del siglo XX sólo unas cuantas familias de Sesma eran esparteras, herederas de una tradición artesanal ancestral, que se basaba en la transformación de la fibra vegetal, que crecía silvestre en el término municipal de suelo seco y salobre, y por medio del trabajo manual, fabricar aperos para caballerías, que eran vendidas en la localidad, pueblos vecinos y siguiendo las meriendades a orillas del Ebro hasta los comienzos de Aragón. 

El oficio consistía en recolectar el albardín, majar su fibra, torcer los hilos en sogas y coserlas en urdideras instaladas en la entrada de las casas o en los establos, con las que elaborar esteras, serones, alforjas, costaleras, así como toda clase de ramales de uso agrícola. Los gastos en materia prima o herramienta eran ínfimos, y ello favoreció que los sesmeros más pobres, los braceros del campo, se dedicaran a esta labor para conseguir un complemento al jornal. Junto al esparto existen otras fibras como el cáñamo, el yute o la pita (estas dos últimas en menor proporción) con las que los artesanos elaboran cestos, alpargatas, esparteñas, soplillos de la lumbre y otros objetos. Con caña se fabrican escobas, jaulas para pequeños animales y una gran variedad de cestería, sector muy importante dentro de la artesanía popular Entre los productos de cestería de caña son muy conocidas las polleras: grandes cestas con los laterales abombados, que se utilizan en las casas de campo para resguardar a los polluelos de gallina en sus primeros días de vida. También producen canastas para ropa, papeleras, costureros, cestas para huevos, etc. 

El pan era el alimento básico. En todas las casas criaban aves, que sacrificaban en las fiestas locales. Los domingos era costumbre comer garbanzos de vigilia. Poco más variaba el menú: habas, sopas de ajo, huevos, berza, carne de cerdo -quien podía permitirse criarlo en casa-, café de achicoria, postre de uvas y frutas del tiempo, pescado barato (bacalao salado, chicharro, angulas de entonces..si, si , si aunque parezca mentira .) traído a la localidad por vendedores ambulantes desde los puertos y pueblos con estación de ferrocarril. En la época del racionamiento proliferó el estraperlo, la ocultación de trigo, la molienda en casa y a escondidas, y el mercado negro. 

En la tienda cooperativa los socios del Sindicato compraban víveres con un descuento y bonificación porcentual que se hacía extensiva a final de año. Las necesidades básicas para la vida consistían en disponer de alimentos y de vivienda. La más habitual en algunos pueblos por su reducido coste era la cueva, aprovechando las pendientes del terreno yesoso de Sesma, y excavando nuevas habitaciones conforme aumentaba la prole, trabajo que hacían ellos mismos después de faenar en el campo. Se formaron dos barrios populosos de cuevas en la localidad, pues la gran mayoría de las familias que allí habitaban eran numerosas. También era imprescindible al acopio de leña de matorral para cocinar en fogales o cocinas económicas, y calentar la vivienda con braseros, calentadores y ruejos (piedras de río). El agua se recogía en balsas locales o se compraba a aguadores del Ebro, que subían a vender cántaros en borricos desde Lodosa. La red de abastecimiento de aguas comenzó a construirse durante la vigencia de la II Republica, en 1934. Desde Sesma en tierras de Estella bajando a Lodosa había una vía de comunicación fluvial, hoy olvidada, era siguir el cauce del Ebro hasta Tudela como capital de la Ribera baja, para llegar y encontrár en Ablitas que al comienzos del siglo XIX, se recogía en el lugar trigo, cebada, uva, cáñamo, y aceite; había pastos para ganado lanar y canteras de alabastro y yeso. Mientras el termino CAÑAMO, es tradicionalmente relacionado con plantas cultivadas con el fin de obtener materias primas (semillas,aceite,fibra,celulosa…). 

La palabra marihuana fue introducida malintencionadamente hacia 1930 en Estados Unidos, con el fin de desprestigiar al CAÑAMO, debido principalmente a oscuros intereses economicos. Con esto y la ayuda de una gran campaña mediatica, se consiguio que el publico en general, identificara el CAÑAMO (fuera psicoactivo o no) con la marihuana, consiguiendo mas tarde la prohibicion de este. MARIHUANA (marijuana) como palabra, era una palabra que provenia del argot de los méxicanos. De hecho, cuando en las primeras decadas del siglo pasado, todas las variedades de CANNABIS fueron ilegalizadas, eran usadas en la preparacion de la mayoria de las medicinas prescritas en las farmacias de los Estados Unidos. Hoy en dia, el CAÑAMO y la MARIHUANA son facilmente diferenciables, con un simple analisis que nos indique el porcentaje de cannabinoides presentes en la planta ademas de cuestiones de estructura y morfologia de la planta. 

El cáñamo es una de las plantas más beneficiosas para el ser humano y el aprovechamiento de sus innumerables propiedades se remonta a miles de años. Del cáñamo se pueden hacer cuerdas, ropas, aceite de masaje, aceite para quemar, crece en terrenos incluso muy pobres, no necesita pesticidas, necesita poca agua, sirve para confeccionar papel, pinturas, etc. Proviene de la misma planta que la Marihuana (Cannabis Sativa) pero la semilla de Cáñamo no contiene THC (tetrahydrocannabinol) y por lo tanto su consumo no implica psicoactividad alguna. Clasificada como fruto seco, de color marrón a gris oscuro con un diámetro de 3-4 mm y un delicioso sabor entre piñón y nuez. 

El cáñamo es una fuente natural de: –Proteína vegetal, la proteína es esencial para mantener una buena salud ya que constituye la base de nuestro cuerpo. Por eso el Cáñamo nos ofrece una solución, ya que sus semillas contienen entre 37 y 50% de proteína de la mejor calidad y de fácil digestión, para poder satisfacer las funciones vitales del organismo. La proteína de cáñamo se extrae en frío, lo cual mantiene la semilla viva sin alterar ninguno de sus nutrientes. –Acidos grasos esenciales en un perfecto balance (ratio 3:1) entre los OMEGAS-3 (LNA) y los OMEGAS-6 (LA) y gamma-linoleico (GLA), los aceites grasos esenciales son muy importantes para nuestro bienestar, de ellos dependerá la flexibilidad y fluidez de nuestras membranas celulares. –21 aminoácidos, incluidos los 9 aminoácidos esenciales que necesitamos pero no producimos por nosotros mismos. –Antioxidantes, clorofila. –Minerales, entre los que destacan el Calcio, Fósforo y Hierro. -Aporta vitaminas A, C, D, E y del grupo B. -Alto porcentaje en fibra (43%), muy indicada en personas que sufren trastornos digestivos. La fibra ayuda a combatir problemas de estreñimiento y obesidad ayudando a limpiar y eliminar residuos y toxinas del aparato digestivo, principales causantes de enfermedades. 

Semilla de cáñamo descascarillada, tiene menos aporte en fibra aunque más cantidad de aminoácidos. -Y es libre en gluten. A nivel nutricional es muy interesante saber que estaremos consumiendo un producto libre de pesticidas ya que es una planta que no necesita ningún producto químico. El sabor es muy suave y agradable recordando un poco a semillas o frutos secos (girasol, avellanas o a nueces) Se recomienda el consumo de Cáñamo tanto a jóvenes o mayores con sobreesfuerzos físicos o intelectuales (duros trabajos, estudiantes, amas de casa, deportistas, culturistas,…), personas convalecientes o en estado de recuperación, mujeres embarazadas o lactantes (muy importante para el buen desarrollo físico y cerebral del bebé), personas que deseen perder peso, sus derivados pueden ser consumidos por celiacos ya que no contienen gluten. O tan solo personas que deseen llevar una dieta más saludable. Por ser la mejor proteína del mundo vegetal, esta muy indicada para vegetarianos, crudivoros, veganos, raw foodist, dietas para perder peso, dietas… Las semillas de cáñamo se pueden consumir de muchas maneras: enteras, molidas, germinadas o en forma de aceite. Se puede añadir en batidos, zumos, cremas, gazpacho, ensaladas, sopas… 

Enteras: tradicionalmente se ha usado añadiéndola a galletas y panes. 

+Trituradas: se puede añadir como condimento a ensaladas, pastas, sopas, etc. 

+Germinadas: es poco conocida esta forma de consumo y hay que tener en cuenta que sus propiedades siempre aumentarán aún más. 

+Harina: se puede utilizar como si fuera una harina normal para pizzas, pasteles, galletas, panes, hamburguesas vegetales, bizcochos, etc. 

+El aceite de cáñamo, por su alto contenido en aceites grasos esenciales, es ideal para acompañar en ensaladas, platos, batidos… También podemos utilizar el aceite para masajes corporales gracias a su acción terapéutica Las semillas de cáñamo nunca provienen de cultivos modificados genéticamente. Las semillas de cáñamo no producen alergias. . 

Propiedades de las semillas de cáñamo – Fortalece el sistema inmune. – Previene de trastornos cardiovasculares (gracias a su función cardioprotectora, hacen la sangre más fluida). – Combate el insomnio, estrés, ansiedad, depresión. – Favorece el equilibrio hormonal en mujeres (tensión premenstrual, trastornos de la menopausia). – Ayuda a reducir la tasa de azúcar en sangre (diabetes). – Reduce la hiperactividad infantil. – Mejora el rendimiento intelectual (memoria, atención…). – Ayuda en tratamientos de desintoxicación de drogas y alcohol. – Previene de las causas del envejecimiento (arrugas, flacidez,caída del cabello…). – Acción antiinflamatoria (glaucoma, gota, artritis . . .) – El consumo prolongado de tabaco tiene diversos efectos secundarios. Principalmente la desmineralización y la falta de OMEGAS, causa principal de desmotivación, sueño, apatía, cansancio, etc. Por eso es bueno consumir Cáñamo y sus derivados (aceite, harina, proteína, semilla…) para mantener o recuperar la salud. – Son ideales en caso de estreñimiento ya que tienen un altísimo porcentaje de fibra y son, a la vez, unas de las proteínas vegetales más digestivas – Mantienen el buen estado y nivel de hidratación de la piel y el pelo. – Ayudan a recuperarse antes de un esfuerzo muscular y a que luego no sintamos «agujetas». 

Por eso las barritas de cáñamo se están comercializando también como ayuda para los deportistas. – El hierro, junto con su aporte en vitaminas del grupo B, hacen recomendable el consumo de una o dos cucharadas de semillas de cáñamo en caso de anemia. – El magnesio ayuda en los periodos de fatiga física y mental y además se ha demostrado que previene ciertos tipos de cáncer, a la vez que mejora el estado de la piel, el cabello y los músculos. – Tanto las semillas de cáñamo como el aceite obtenido de ellas son mucho más ricos en vitamina E que el germen de trigo. Las propiedades antioxidantes de las semillas de cáñamo hacen su consumo recomendable en caso de enfermedades degenerativas lentas como la artrosis. – Por si esto fuera poco, el aceite de cáñamo tiene propiedades medicinales. Resulta muy interesante su acción equilibrante sobre pieles tanto demasiado secas como grasas en exceso, y se usa combinado con otros aceites para tratar multitud de afecciones cutáneas o capilares. – Reduce el colesterol y limpia las arterias. – Los problemas de la piel. – Contribuye a desarrollar el cerebro y a prevenir la demencia. – Regula la Hiperactividad, Ansiedad, Depresión y stress. – Ayuda a mantener nuestro organismo depurado y libre de toxinas. SOLO HACE FALTA QUE LOS POLÍTICOS DE HOY (conocidos como PEINAOVEJAS), se enteren de las ayudas de la CEE, también del Estado y promuevan una actividad económica modernizada que crearía centenares de puestos de trabajo, solo hace falta iniciativa, inteligencia y ganas. 

A. Cerviño

Comentarios