La Asociación Ribera de Izquierdas - Erriberako Elkarte Ezkertiarra ha firmado un artículo titulado 'Las autopistas y sus peajes' que reproducimos por su interés: 


Hace unos días leíamos con interés la liberación, es decir, la gratuidad de las utopistas AP2 Zaragoza – Tarragona y la AP7- Tarragona – Gerona, es decir, los navarros que frecuentan ese trayecto sobre todo aquellos y aquellas que suelen ir a Salou-Cambrils a veranear en su costa, no tendrán que pasar por caja como hasta la fecha, reducirán la mitad del coste de ir en coche a Cataluña, siendo unos 20 euros menos de peaje para ir a las playas de dichas poblaciones. 

Una persona de Pamplona que se desplace a Barcelona, pagará los 19,05 euros que cuesta en la actualidad el tramo hasta Marcilla más el tramo que alcanza Zaragoza, pero se ahorrará la extra que hasta ahora le suponía continuar el viaje desde Alfajarín hasta la salida de Montblanc, evitando la peligrosidad de la carretera nacional y por supuesto sus peajes. 

Con esto queremos señalar la contradicción que existe para un hombre o mujer de la Ribera que, por razones de trabajo, de necesidades sanitarias, por tareas administrativas y de otra índole, tiene que volver a pagar la AP-15 hasta Pamplona, después de más de 30 años de existencia de esta vía y sin embargo de Zaragoza a Cataluña para ir a bañarse a la costa de Tarragona, no le costará un euro. 

Por cierto, esta situación, o lo que fue la ampliación del contrato de la AP-15 con Audenasa la hizo el Sr. Aznar, estando de presidente en Navarra el Sr. Sanz, amparados por el PSOE. Estos partidos, en la actualidad, no hacen más que pedir la gratuidad de esta autopista, incluso pagando el rescate que supondría unos 120 millones, cuando ellos fueron los que la privatizaron, viéndonos hipotecados hasta que termine la concesión en el 2029, despilfarrando dinero a troche y moche en ayudas cuando Audenasa tiene perdidas y debe pagar peajes a la sombra etc. 

La AP-15 sigue siendo para riberos y riberas que nos desplazamos a la vieja Iruña, por razones múltiples como decíamos anteriormente, un coste añadido y agravio comparativo con otros ciudadanos de nuestra Comunidad Foral que pueden utilizar las vías de circulación por carretera de forma gratuita, como son: La del Norte (Irurzun-Andoain). La del Camino de Santiago (Pamplona-Estella-Logroño). La de la Sakana, (Irurzun-Vitoria-Gasteiz). La de Pamplona-Huesca, en el tramo navarro y por último la N-232 que une Cortes y Castejón. 

Al PSN-PSOE, aunque lo observamos muy difícil, no se le habrá ocurrido el recurrir el rescate de la autopista AP-15, a partir de los fondos europeos (Next Generation), que tan cacareadamente nos muestran en cualquier alocución, pues el Gobierno de España que en el 2018 empezó a liberar progresivamente varias autopistas, léase Vitoria-Burgos, Sevilla-Cádiz, y ahora Zaragoza. Barcelona y Alicante-La Junquera, dice que los que estamos todavía pagando estas vías, las mismas, no renovarán sus concesiones, hasta que estas concluyan su plazo, es decir, la AP-15 en el 2029. 

Así pues, creemos que la Ribera considera imprescindible la gratuidad de la AP-15, sobre todo para corregir las desigualdades territoriales que hoy en día todavía existen, cuyos vecinos y vecinas son los únicos que debe pagar por acudir a Pamplona por una vía rápida. 



Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours