El Gobierno de Navarra reconoció ayer, en el Día Internacional de la Paz, la labor de Guillermo Múgica y del Foro Gogoa Cristianismo y Mundo Actual, del que es uno de los fundadores, por su compromiso en favor de la una cultura de paz, del diálogo y del encuentro.

La presidenta de Navarra, María Chivite, presidió el acto institucional, celebrado en Tudela, en el que abogó por "dejar atrás, mediante la reflexión, el diálogo y la voluntad, los tiempos oscuros de división social y de violencia, que durante demasiados años distorsionaron nuestra realidad".

A la cita, acudieron el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde; el delegado del Gobierno, José Luis Arasti; el vicepresidente primero del Gobierno foral, Javier Remírez; y la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, entre otros miembros del Ejecutivo foral; además del alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, y el filósofo Daniel Innerarity, premio Príncipe de Viana de la Cultura 2013 y encargado de hacer la laudatio del homenajeado.

En sus palabras, Innerarity recalcó que Guillermo Múgica y el Foro Gogoa "son la misma cosa, el mismo espíritu", basado en el "diálogo sereno en torno a los valores de la convivencia democrática". Después de veinticinco años, el Foro se ha convertido, en palabras de Innerarity, "en un depósito de generosidad, compromiso, respeto, resistencia y servicio; en un espacio singular de comunicación en una Navarra donde todo se conjuraba para hacer imposible el diálogo". Asimismo el filósofo no dudó en destacar la "talla excepcional" de Guillermo Múgica, que aúna las capacidades de "discernir, aprender y cuidar".

Precisamente, la presidenta Chivite destacó el papel de este sacerdote y teólogo pamplonés, que junto con el resto de compañeros y compañeras del Foro Gogoa, "fomentaron acercamientos plurales hacia la paz, en tiempos en los que no solo era difícil argumentar, sino que también llegó a ser peligroso". "Gracias a esa labor y a la de muchas personas en nuestra sociedad, los tiempos de violencia, polarización y hegemonías que neutralizaban nuestra diversidad, de los que hablaba Innerarity, son cosa del pasado", reconoció.

En este sentido, la presidenta ha destacado el apoyo del Gobierno foral "a todas las víctimas, sin excepción, porque son tan plurales como el resto de la ciudadanía y es tarea de los representantes públicos hacerlas sujeto de derechos y no objeto de discursos". Asimismo, apostó por una sociedad "de puentes, de gente que escucha y que tolera a los que piensan diferente". "Hoy podemos mirar la realidad política y social de nuestra tierra de forma diferente, porque lo logramos; porque conseguimos la paz", añadió.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours