La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha iniciado esta semana una ronda de visitas a las entidades locales responsables de la recogida de residuos domésticos en Navarra, con el objetivo de conocer de primera mano la situación, la problemática y las necesidades de cada una de ellas de cara a la futura revisión del Plan de Residuos de Navarra (PRN) 2017-2027, prevista para el próximo año 2022. En esa fecha, tal y como el propio plan establece, se realizará una evaluación y revisión para analizar “la eficacia de las medidas adoptadas y sus resultados”.

La consejera se reunió el pasado lunes día 9 con representantes y personal técnico del Ayuntamiento de Baztan y de las mancomunidades de Bortziriak y Malerreka en Doneztebe / Santesteban, y el martes día 10 con las de Irati, Sangüesa / Zangoza, Bidausi y Eska-Salazar en Aoiz / Agoitz. El miércoles 11 el encuentro con Sakana, Mendialdea y Alto Araxes se desarrolló en la planta de compostaje de Arbizu, y el jueves 12 la consejera se desplazó a Peralta / Azkoien, donde se reunió con representantes y personal técnico de las mancomunidades de Ribera Alta, Valdizarbe y Mairaga. 

En la primera quincena de septiembre están previstas las visitas correspondientes a las mancomunidades de la Ribera, de la Comarca de Pamplona y de Montejurra, completándose así la ronda de contactos.

Para la mencionada evaluación y revisión del Plan de Residuos en el próximo año, la consejera Gómez considera “imprescindible conocer de cerca las dificultades y necesidades que, para el cumplimiento de los objetivos que plantean el Plan y la Ley Foral de Residuos, se han ido encontrando las diferentes entidades locales que recogen los residuos domésticos”.

Realidades diferentes y temas centrales

En una primera valoración tras los encuentros, la consejera señala que, en cada caso, "se trata de realidades muy diferentes, tanto en lo que respecta a la población, como a la distribución geográfica y a la propia generación de residuos, así como a los modelos de gestión". Por ello, "esa realidad tan compleja y diversa necesita de unas herramientas muy claras para poder, por un lado, cumplir la normativa y, por otro, tener éxito en su gestión, pero necesita también de una distribución equilibrada de apoyos y de cargas, que respete lo especifico de cada una, y que les facilite llevar adelante y con eficacia un servicio tan esencial como es la gestión de los residuos domésticos".

Además de visitar las instalaciones de cada una de ellas, Gómez y su equipo han podido conocer directamente la problemática y los planteamientos de  responsables y personal técnico de las mancomunidades.

Como temas centrales que se han abordado destacan, en primer lugar, la necesidad de sensibilización e información continua a la ciudadanía incidiendo en la prevención y en la reducción como pilares básicos, reforzando el mensaje de la necesaria separación y de una mayor reutilización de objetos y materiales.

También han estado sobre la mesa el reto de la materia orgánica, hasta su captación completa y su correcta gestión, la información actualizada y directa sobre las posibles nuevas fuentes de financiación como los fondos Next Generation, y la valoración de los primeros ejercicios de distribución del Fondo de Residuos, así como la necesidad de contar con una gobernanza común a través del Ente Público de Residuos de Navarra previsto en la Ley Foral de Residuos.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours