Tudela Comparte prosigue con su labor social a pesar de las dificultades que ha tenido que sortear con motivo de la crisis sanitaria. La fundación, que hace cinco años puso en marcha el comedor Villa Javier, ha alimentado a más de 400 personas en el primer semestre de 2021. 

El 'Capacico', que distribuye alimentos entre personas vulnerables y tiene como objetivo "combatir la pobreza alimentaria de los menores de edad", atendió a 349 personas pertenecientes a 94 familias. Todas ellas recibieron 43.133 kilos de alimentos entre enero y junio.

La fundación recuerda que "en el comedor se suprimió la comida y la cena presenciales, sustituyéndolas por la entrega de una bolsa con toda la comida del día. Desde entonces no hemos podido volver a la normalidad porque las sucesivas olas del covid-19 lo han impedido". 

A pesar de todo, explican, "seguimos compartiendo comida todos los días del año con las personas que lo necesitan, gracias al enorme esfuerzo de trabajadores y voluntarios". En el comedor se atendió a 49 personas pertenecientes a 12 nacionalidades y se sirvieron 6.914 comidas para llevar. 

Cabe recordar que el cierre del comedor provocó que el Ayuntamiento de Tudela decidiese suspender su acuerdo con Villa Javier para proporcionar alimento a las personas reconocidas por la Agencia Navarra de la Autonomía y Desarrollo de las Personas. El consistorio apostó por contratar a un servicio de catering privado cuyo coste es superior al del táper que sirve Tudela Comparte, con la que se puede colaborar por varias vías. 


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours