La sanidad navarra ha arrancado el verano con problemas por la falta de pediatras, personal de medicina familiar, radiólogos, nefrólogos, dermatólogos y personal de enfermería. El parlamentario Txomin González preguntó esta semana en el Parlamento de Navarra sobre las medidas que va a tomar la Consejería de Salud. 

La consejera Santos Induráin se limitó a asegurar que están convocadas varias plazas para cubrir vacantes tras la intervención del parlamentario de Euskal Herria Bildu, que denunció la falta de profesionales sanitarios en el Área de Salud de Tudela. 

LAB denuncia el "colapso veraniego de los centros de salud"

LAB ha denunciado que los Centros de Salud en Navarra "están bajo mínimos, y las plantillas se enfrentan a un panorama desalentador de cara al verano. Los responsables de Osasunbidea no han adoptado medidas para reforzar la Atención Primaria y han decretado la no sustitución del personal sanitario". 

"Esto, unido a la escasez de personal administrativo con conocimientos propios del puesto, va a provocar un deterioro claro en la atención a la ciudadanía", añaden. El sindicato explica que un ejemplo de esta dinámica negativa es el cierre de los Centros de Salud por las tardes del 5 de julio al el 15 de septiembre. 

"El Covid ha dejado al descubierto todas las carencias y limitaciones que ya existían en los Centros de Salud. En el mes de marzo, fruto de las movilizaciones, el Gobierno de Navarra se vio obligado a presentar un Plan de Acción que se ha quedado en una mera declaración de intenciones, pues ya desde el inicio del Plan, no se hace más que corroborar la nula intención que han tenido y tienen los gestores de Osasunbidea por dar una solución integral a los problemas que se han detectado en la Atención Primaria", aseguran. 

Y explican que "la única prioridad que tienen es la vacunación Covid, dejando olvidado el resto de patologías y necesidades de la ciudadanía y de sus trabajadoras. La llegada del verano ha sacado a la luz todos los problemas que venimos arrastrando: no se van a hacer sustituciones de personal sanitario, falta personal administrativo capacitado y toda la plantilla, ya sobradamente castigada, tiene que hacer malabares para coger vacaciones y garantizar la atención del día a día. Ante este panorama, los gestores de Osasunbidea cierran los Centros de Salud por las tardes y dejan la atención programada en un segundo plano.". 

Es por ello que LAB exige que se dé "una solución integral a la Atención Primaria de Navarra, que se refuerce tanto la atención rural como la Atención Primaria urbana, que la solución no pase por el cierre sistemático de centros de salud o el reparto de productividades a una minoría, que se reconozca la labor de los administrativos sanitarios tanto en condiciones laborales como económicas y que, en definitiva, haya un plan que potencie la Atención Primaria de forma real y no se quede en el postureo de la gerencia y de la consejera de salud". 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours