Por Asociación de Vecinos Casco Antiguo de Tudela: 


Ante el abandono del casco antiguo y la despreocupación por parte de las autoridades responsables, la AAVV del Casco antiguo de Tudela presenta una serie de consideraciones que se debería tener en cuenta. 

Quiosco de la plaza de los Fueros 

En estos días se celebrará el 100 aniversario de la existencia de nuestro entrañable kiosko de la plaza de los Fueros y, aprovechando la coyuntura, les recordamos que cuando esta glorieta se restauró en 2003 alguien olvidó poner las vidrieras de color la parte superior de este monumento, es decir, en cuatro de los arcos existentes, ya que, en los otros cuatro aparecen los nombre de ilustres músicos navarros. Estas cristaleras le daban colorido y belleza a este emblemático quiosco. Entendemos que si hay voluntad, y si en estos momentos se puede, habrá que buscar en algún almacén municipal lo que queda de ellos y retituirlos. 

Plaza del Mercado 

En una plaza de importante paso al Casco Antiguo desconocemos por qué han quitado los maceteros con plantas que embellecían este lugar, con su correspondiente merma para la estética de la plaza. Seguimos insistiendo que los contenedores de basura sobran, por su imagen antiestética e insalubre que muestran, por sus olores y su suciedad. 

Paseo del Castillo 

El que en una avenida de tránsito tan abundante y de semejantes caracteríscas hayan quitado más de una docena de árboles plataneros para pavimentarla, nos parece una aberración imperdonable, par crear aparcamientos en su lugar. ¿No se podía haber compaginado la reparación de esta calle con la existencia del precioso y escaso arbolado que había? 

Paseo del Queiles 

No entendemos que en un paseo tan frecuentado por viandantes como este, se instale una carpa o pérgola de una entidad privada de hosteleria, hurtando un espacio publico y de paso para la ciudadanía. Imcompresible semejante atrocidad.

Aboles talados

En su día se entregó a servicios contratados del ayuntamiento de Tudela, un informe detallando, en el que se indicaba la relación de los abundantes árboles talados en el Casco Antiguo de nuestra ciudad. Pues bien, esta costumbre de dejar los tocones por nuestras calles se sigue manteniendo y acrecentando con los nuevos responsables municipales, a persar de nuestras quejas por tamaña dejadez. La realidad debería ser otra: “árbol talado, árbol plantado”.

No seremos los miembros de la AAVV los que cejemos en nuestro empeño de mejorar la imagen del casco histórico. Son los responsables del Ayuntamiento los que debería tomar cartas en el asunto y evitar el deterioro progresivo de nuestro barrio. Es algo más grave que hablar de estética… 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours