Partido Socialista de Navarra (PSN/PSOE), Izquierda Unida de Navarra (IUN), Batzarre, Izquierda-Ezkerra (IE), Alternativa Corellana Independiente (ACI), Progresistas de Valtierra (CPV), Cambiemos Buñuel, Agrupación Popular Cirbonera (APC), Coalición de Izquierdas de Cascante (CIC), Candidatura de Izquierdas de Cortes (CIC-EH Bildu), Murchantinos por Murchante (MxM), Geroa Bai, Podemos Navarra, Unidas Podemos, Unión Peraltesa de Izquierdas (UPEI) y Comisiones Obreras (CCOO) protestaron ayer en Tudela sobre la deriva del Consorcio Eder bajo la presidencia de Alejandro Toquero. 

Estos colectivos denunciaron "la mala política llevada a cabo en la entidad por Alejandro Toquero y NA+, incapaces de diseñar un proyecto para toda la comarca, tensionándola internamente con la extinción del contrato del anterior gerente, Abel Casado, impidiendo el acceso a la información a sus Consorciados, gastando más de lo que ha ingresado en el primer ejercicio presupuestario en que han gobernado la entidad y, especialmente, privando a las entidades consorciadas y la sociedad ribera del necesario debate para decidir su futuro como entidad, cuando la Ley de Reforma de la Administración Local le obliga a transformar su régimen jurídico y estatutos". 

Y explicaron su enfado con Navarra Suma por 6 motivos: 

1.- El "nuevo proyecto" para la Ribera Navarra que prometió Alejandro Toquero y NA+ en Octubre de 2019 a los Consorciados sigue sin ser explicitado, o mejor dicho, no existe. Desde la llegada de Alejandro Toquero a la presidencia del Consorcio EDER, la entidad ha visto paralizado su dinamismo e impulso anterior, pasando a vivir de las rentas que fructificaron en la anterior legislatura. No se han iniciado actuaciones que no formaran parte de los proyectos o planes de la Estrategia Comarcal de Especialización Inteligente ni se ha conseguido otra financiación que la ya lograda para su realización en la anterior etapa. El espíritu de cooperación que con un intenso esfuerzo colectivo se construyó en la Ribera Navarra para hacer posible la Estrategia Comarcal ha sido dinamitado por Alejandro Toquero y NA+ en pro de sus intereses políticos. 

2.- La expulsión del anterior gerente del Consorcio, Abel Casado, en la que se empeñó Alejandro Toquero y NA+ repitiendo hasta la saciedad que no se trataba de un despido acabó finalmente en reconocimiento por su parte en el Juzgado de lo Social el 13 de Abril de 2020 de que se había procedido a extinguir su contrato por parte de EDER y a pagar por ello una indemnización y las deudas reclamadas por el anterior gerente a la entidad. Como resultado de ello, el Consorcio EDER ha tenido un gasto cercano a los 30 mil euros que no han salido de su bolsillo y hemos acabado pagando toda la Ribera Navarra. Para hacer frente a ello el Consorcio tuvo que aprobar la semana pasada una Modificación de su Presupuesto de 2021 con cargo al remanente del Consorcio. 

3.- En menos de dos años de legislatura Alejandro Toquero y NA+ nos han mostrado a todos su incapacidad para la gestión pública y nos han alertado del riesgo que supone dejar en sus manos la gestión económica de una entidad que, como el Consorcio EDER, había ido acumulando los ejercicios anteriores un importante remanente de tesorería a base de cerrar los ejercicios con superávit a la vez que desarrollaba importantes proyectos. En 2020, un año después de asumir la Presidencia Alejandro Toquero, el Consorcio ha cerrado su ejercicio presupuestario con un déficit superior a los 20 mil euros, es decir con un gasto superior al ingreso obtenido, incumpliendo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Algo “gravísimo” para el propio Alejandro que, sin embargo, no ha hecho público. 

4.- A la vez que se conocía la negativa situación originada en EDER Alejandro Toquero y NA+ llevaban al presupuesto de 2021 la subida del 10 % de las tasas de las entidades públicas consorciadas para hacer frente al gasto de este año. En tanto en cuanto no se obtengan nuevas vías de financiación, algo que Alejandro Toquero y NA+ no parecen capaces de poner encima de la Mesa con su política de reproche continuado a la acción del Gobierno de Navarra, el Consorcio va a ver limitadas sus posibilidades de acción en el momento en que más lo necesita la Ribera. 

5.- Todo ello se ha desarrollado con la instauración de la opacidad en el Consorcio como forma de gobierno. Muestra de ello es la prohibición reciente de facilitar las actas de su Comisión Ejecutiva a la totalidad de los Consorciados, lo que impide conocer al resto de miembros que no forman parte de ella la argumentación y el posicionamiento de los participantes en sus sesiones así como la documentación que sustenta las propuestas. Toda una demostración de cómo entiende la transparencia y la democracia en un organismo público Alejandro Toquero y NA+. Esta falta de trasparencia alcanza toda su dimensión cuando la nueva Gerencia y el Presidente Alejandro Toquero deciden presentar al Gobierno de Navarra la propuesta de proyectos del Consorcio para acceder a los fondos Next Generation, sin que hubiera conocimiento previo por parte de los miembros de la Comisión Ejecutiva y del Consejo y, por supuesto, sin que se hubiera suscitado ningún proceso de participación de los agentes de la Ribera Navarra para su selección y priorización. 

6.- Por último, nos llena de gran preocupación la situación que se va a generar en el Consorcio para dar cumplimiento a la normativa que va a obligar a cambiar el estatus jurídico de la institución si quiere sobrevivir como entidad; se deben tomar decisiones urgentes a este respecto, que todavía no se han planteado por el Sr. Toquero y que deberían compartirse para generar un debate necesario entre los agentes de la Ribera de Navarra.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours