Pedro Pérez Bozal/Cintruénigo

La meteorología respetó ayer la primera jornada del Barbarroja Fest gracias a que el malévolo nubarrón que había regado Fitero sorteó el Patio de las Escuelas de Cintruénigo, ayer sembrado de mesas por fin atendidas tras dieciséis meses de obligada parada.

Los espectadores del evento sonrieron al cielo y pudieron disfrutar de una noche mágica y preveraniega repleta de reencuentros con sensaciones que parecían haberse extinguido durante los meses de la angustia pandémica. 

Ayudó al ánimo generalizado la actuación del fiterano Solo Jøns, que sigue en estado de gracia; las ráfagas electrónicas de Dj Cut; y el concierto de Rigoberta Bandini, ya consolidada como una de las voces emergentes más deslumbrantes del panorama estatal. 


Paula Ribó, en plena eclosión mediática con su hit 'Perra' (y con otra canción que socarrará una conocida marca cervecera con su anuncio veraniego), deslumbró Cintruénigo con un escaso repertorio que compensa con unas puestas en escena que invitan al desenfreno. 

Rigoberta Bandini va a convertirse en nombre imprescindible para los festivales de gran tamaño con sus hits, que son una especie de música sacra barnizada con empoderamiento, provocación, ironía y erotismo.


El grupo garantiza fiestas en cada concierto, de eso no hay duda. El enigma es si su afán por epatar con estrategias mainstream no acabarán pervirtiendo la percepción de unas magníficas letras condenadas a perder proteínas si el grupo decide navegar exclusivamente en favor de unas verbenas nihilistas tan deseadas como posiblemente contraproducentes para un talento a preservar como el de Paula. 

Segunda jornada

El mismo escenario acoge hoy la segunda jornada del Barbarroja Fest, que a partir de las 19.00 horas contará con Dj Cut, el grupo tudelano Los Flamingos y una de las bandas más consolidas del panorama alternativo, Second. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours