La pasada semana en sede parlamentaria, la actual Presidenta Chivite se reafirmó en seguir adelante en la imprescindible construcción del TAV/TAP como gran inversión que necesita Navarra para su progreso y no quedarse aislada. Hasta aquí nada nuevo tanto en la propaganda como en las mentiras que llevan diciendo en los últimos 25 años las presidencias forales. 

El presidente Sanz con el ministro Blanco firmaron un convenio de construcción del TAV/TAP que ni se ha cumplido en plazos ni en objetivos, mientras el ferrocarril en Navarra seguía su hemorragia de servicios y personal, con recortes y privatizaciones. 

Con la presidenta Barcina continuó el guion diseñado, pero avanzando muy poquito en la construcción de obra civil de la infraestructura del avión sobre raíles, que imponen principalmente desde despachos bancarios y empresas de construcción, vinculadas casi todos y todas a financiaciones irregulares e ilegales de partidos políticos defensores del TAV/TAP. Y llegó la presidenta Barkos al frente del gobierno "del cambio" y con el apoyo del gobierno de M. Rajoy, propició que en cuatro años se avanzaran las obras más que en los casi 20 años anteriores. Y sin el convenio vigente firmado por el Corellano y Pepín. 

Eso no es un cambio es un cambiazo. Y desde hace dos años la Cirbonera Chivite que preside esta nuestra comunidad, en una coalición de gobierno, similar por cierto a la del Presidente del Gobierno del Estado, sigue adelante con la imposición del TAV/TAP. 

Si de verdad es tan bueno el ferrocarril, que no el TAV/TAP, ¿por qué uno de Corella y otra de Cintruénigo no han hecho nada por reabrir la línea Castejón – Soria, sus pueblos de nacimiento y residencia se verían beneficiados por tal medida? ¿Por qué en estos 25 años no se ha fomentado y apoyado desde las cuatro presidencias forales convenios para crear, mantener y mejorar el servicio ferroviario en Navarra en el actual trazado, que está infrautilizado tanto para el transporte de personas como de mercancías? 

El presidente y las presidentas navarras que han apoyado, apoyan y seguirán apoyando el TAV/TAP no han presentado un solo informe, documento o estudio que demuestre la necesidad de la construcción de dicha infraestructura en estos últimos 25 años. 

Las decenas de informes a nivel de tribunales de cuentas, españoles y europeos, de varios estudios e informes de científicos y docentes universitarios, de plataformas en defensa del ferrocarril como transporte público y social, algunos sindicatos, grupos ecologistas y nuestra propuesta desde Sustrai del TPS frente al TAV/TAP, entre otras, hemos demostrado que lo que necesitamos las personas, empresas y el medio ambiente y rural en Navarra es aprovechar y mejorar la actual infraestructura ferroviaria no haciendo nuevas estaciones en Tudela e Iruñea precisamente para el TAV/TAP. 

Con la que está cayendo y va a venir por la crisis climática, energética y de minerales, afectando a la salud pública y medioambiental como antes no se había conocido y colapsando de forma irreversible y en breve plazo nuestro actual modelo de consumo, seguimos teniendo al frente de los gobiernos a verdaderos ecocidas que solo representan y defiende los intereses de empresas y cárteles de la corrupción continuada y continua de los recursos públicos que expolian sin ningún rubor, propiciando con ello los recortes en sanidad, educación, cuidados y servicios sociales y públicos tan necesarios para la vida de todas y todos. 

Pablo Lorente Zapatería, miembro de la fundación Sustrai Erakuntza.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours