La parlamentaria Ainhoa Aznárez (Podemos) ha mostrado su satisfacción por la decisión tomada por la Confederación Hidrográfica del Duero, quien ha señalado que el volumen de agua solicitado por Valle Odieta para la macrovaquería de Noviercas (que contaría con más de 20.000 vacas) es incompatible con el plan hidrológico vigente.

"Estamos hablando del consumo de cientos de miles de metros cúbicos al año, algo insostenible y que podría ir en detrimento del pequeño agricultor o ganadero, a quien hay que proteger en estos tiempos tan complicados", ha señalado.

Aznárez, además, ha recordado que la asociación Urbizi ya denunció ante la Confederación Hidrográfica del Ebro a esta empresa por el uso ilegal del agua advirtiendo de las graves afecciones de contaminación que la macrovaquería y la planta de bio-metanización anexa a la granja de Caparroso están produciendo sobre el entorno, con incremento de la contaminación por nitratos en su zona de influencia que incluso están afectando a aguas de abastecimiento para consumo humano.

Para la parlamentaria han sido imprescindible las alegaciones que presentaron distintas asociaciones y Podemos Castilla y León, Podemos Soria y Podemos Moncayo (donde ha participado la representante navarra) a la macrovaquería de Noviercas y cuya denegación ha servido de base para que ahora llegue esta nueva decisión.

"La extracción de grandes cantidades de agua puede afectar a la cantidad y calidad del agua, puede provocar efectos sobre la corteza terrestre con la consiguiente sobreexplotación del área y amenazar a la flora y la fauna de la zona. Por no hablar de la situación en la que se quedan los pequeños ganaderos y pequeñas ganaderas de la Comunidad Foral", ha dicho.
 
"Desde Podemos insistimos en otro modelo basado en la ganadería extensiva, en la mejora del bienestar animal y en la protección de la pequeña ganadería", ha finalizado.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours