El proyecto arqueológico de San Nicolás nació en 2014, a raíz de los talleres que organizaba el Ayuntamiento de Tudela desde la concejalía de Juventud y Centros Cívicos. Esos talleres han estado dirigidos por el prestigioso arqueólogo tudelano Juanjo Bienes y en ellos han participado numerosas voluntarias y voluntarios de Tudela y la Ribera (y algunos foráneos) y muchas más personas en las actividades divulgativas complementarias organizadas desde Centros Cívicos (conferencias, visitas guiadas y teatralizadas...). 

Se trata, y en eso estaremos todas y todos de acuerdo salvo al parecer Na+, de una actividad abierta a la ciudadanía, popular, exitosa y muy valorada. Después de siete años y varias campañas de excavaciones, el verano pasado se pretendía realizar el último taller en San Nicolás. 

Sin embargo, debido a la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19, el taller arqueológico de la duodécima campaña no pudo hacerse realidad de la forma que se esperaba, ya que la asistencia no fue la misma que en otras ocasiones; quedando pendiente finalizar este proyecto en 2021, y de esa forma se preveía dar por finalizadas las excavaciones en la iglesia de San Nicolás, cerrando así un hermoso proyecto en el que todas y todos (sin la necesidad de ser expertos ni profesionales de la materia) hemos tenido la oportunidad y el privilegio de bucear en nuestra historia y patrimonio, e incluso de contribuir a sacarlos a la luz. 

No olvidemos la importancia de conocerlos, porque difícilmente podremos apreciar ni amar lo que no conocemos. Pues bien, nos encontramos con que, aun teniendo concedidos los permisos por parte del Gobierno de Navarra, el equipo de gobierno de Na+ liderado por Alejandro Toquero, ha hecho pública su decisión de no finalizar adecuadamente con este proyecto cultural, arqueológico y participativo, dejándolo morir sin terminar, a falta de su última campaña de excavaciones. 

A pesar de que lo hemos preguntado, no llegamos a entender los motivos de esta decisión incomprensible, ya que mienten cuando aducen falta de interés y de participación de la ciudadanía, y no puede ser una cuestión económica porque el coste de cada campaña para el ayuntamiento no es elevado, este año estaba presupuestado en 7.000 euros, de los que en torno al 50% serían subvencionados, como otros años, por Gobierno de Navarra. 

Seguramente el equipo de gobierno de Na+ ya tiene decidido un uso para el edificio desacralizado de San Nicolás y el proyecto arqueológico que está en marcha y aún no ha finalizado les está molestando. En su línea habitual de oscurantismo y prepotencia, sin contar con el técnico de la actividad, con la opinión de los/as participantes de otros años, ni mucho menos, claro, con la de la oposición, han decidido cargárselo sin consultar ni avisar, actuando como han hecho ya en otros temas, como si el ayuntamiento fuera suyo y no de todas y todos los tudelanos. Así vamos mal, Sr. Toquero. 

Alberto Lajusticia Gil 
Concejal Izquierda-Ezkerra Ayuntamiento de Tudela

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours