85 años ha tardado el Ayuntamiento de Buñuel en homenajear a los 52 vecinos que fueron fusilados tras el golpe de Estado fascista del 18 de julio de 1936. La alcaldesa Mayte Espinosa (Cambiemos Buñuel), la consejera Ana Ollo y varios descendientes de los asesinados leyeron textos de recuerdo a las víctimas del franquismo.


En el día de ayer también se colocó una placa de homenaje a los fusilados en el Ayuntamiento de Buñuel, que por fin ha roto décadas de silencio institucional por iniciativa del actual equipo de Gobierno compuesto por Cambiemos Buñuel y el PSN-PSOE. 

Na+ da la espalda al acto

UPN sigue demostrando que cree que la única actividad armada que se produjo en Navarra fue la que promovió ETA y ayer los cuatro concejales de Navarra Suma en Buñuel no asistieron al acto de homenaje a los 52 vecinos. 


El edil más célebre de Na+, Sergio Sayas, sí que acudirá en el día de hoy a la concentración que se celebrará en la plaza de Colón de Madrid contra la concesión de indultos a los líderes del procés por parte del Gobierno de España. 

De cuando UPN Buñuel era acusada de entorpecer homenajes a los asesinados 

María José Pello, nieta del exalcalde buñuelero Alfonso Marquina, homenajeó ayer a su abuelo. Y lo hizo una década después de que el Ayuntamiento de Buñuel, en este caso bajo el gobierno de UPN, intentase bloquear homenajes incluso de carácter civil.

Pello envió entonces una carta abierta al alcalde de Buñuel en 2011, Joaquín Portolés Beltrán (UPN), en los siguientes términos: 

Antes de nada permítame decirle que a pesar de no conocerle personalmente, no le arriendo la ganancia. He heredado este dicho de mi madre y al sentarme a redactar esta carta he llegado a la conclusión de que a usted le viene al pelo. No le envidio, la verdad. Ser alcalde del Ilustre Ayuntamiento de Buñuel no debe de ser fácil, si no, no entiendo cómo no está a la altura del cargo que desempeña. Y hablo en lo que afecta a mi persona, a la de mi familia y a la de tantas otras familias que nos hemos sentido vilipendiadas, agraviadas y ofendidas por su persona en primer lugar y detrás de usted por sus acólitos. Usted, amparado en su delegación, y todos,  en esa cobardía que se ha hecho fuerte dentro de  ese pueblo. Y es que 75 años de  “valientes”  hazañas  y cobardes silencios, son muchos años.

Ese pueblo, Buñuel, que en su página web y con el mayor descaro del mundo en el párrafo nº 22 de Orígenes e historia de la villa de Buñuel, se dice que en el municipio no afectaron las acciones bélicas directamente. Pero sí  se ha omitido que fueron asesinados 52 vecinos, y como consecuencia de ello SÍ se vieron afectadas 52 familias, que fueron desmembradas.  Gracias a aquellos actos mi madre, Dña. Alicia Marquina Marín, huérfana del Sr. Alcalde de Buñuel, D. Alfonso Marquina Vicente, sólo siente resentimiento hacia su pueblo, lo mismo que sienten sus hijos y sus nietos. ¡Qué triste! ¿No le parece?

Y por  más que le pese, mi abuelo Alfonso era un buen hombre y un buen padre. Elegido en las urnas como usted. Pero su error fue tener ideas diferentes a las de sus asesinos y eso se pagaba caro. Y bien que lo pagó. Lo que no entiendo es por qué lo seguimos pagando 75 años después. ¿Es que no es suficiente?

Quizás tengamos suerte y a no muy tardar (me gustaría que mi madre lo viera) se hiciera justicia con la historia de Buñuel, con los asesinados y con todos los huérfanos no sólo de padres, abuelos, etc. sino también huérfanos de pueblo, porque con los actos de entonces y las acciones de ahora nos dejaron a todos sin pueblo al que volver, nos dejaron a todos sin Buñuel. Lástima que cuando lo hacemos no tengamos sillas donde sentarnos para revindicar lo que por justicia es nuestro. ¿A caso son suyas las sillas? ¿O su ayuntamiento no dispone de ellas? Hágamelo saber. Yo misma organizaré una colecta para que a su consistorio no le falte de este mobiliario tan útil.

Tengo entendido que no acostumbra a contestar cartas pero yo confío.

Sin más, atentamente

María José Pello Marquina
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours