Pedro Pérez Bozal/Tudela

Casi dos centenares de personas han participado en la concentración organizada por la Asamblea Antipolígono en la Plaza de los Fueros de Tudela, convertida en escenario ocasional de las reivindicaciones de esta asociación que el próximo año promete volver a las Bardenas para realizar su tradicional marcha. 

En el acto han participado dirigentes políticos como Begoña Alfaro y Daniel López Córdoba (Podemos), Olga Risueño y Marisa Marqués (Batzarre), David Álvarez y Marisa de Simón (Izquierda Unida), Eneko Larrarte (director general de Vivienda de Gobierno de Navarra), Noemí Solanas (Bardenas Libres), Jose Mari Blanzako y Carlos Arellano (ARIZ-EEE). 

Milagros Rubio y Eduardo Navascués han dado lectura al siguiente comunicado: 

Kaixo, lagunok. Amigas y amigos, gracias por estar aquí. Os recordamos la importancia de mantener distancia y llevar mascarilla en estos momentos. Gracias. El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente y la Asamblea Antipolígono lo celebramos el primer domingo de junio reivindicando el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas y recordando a Gladys del Estal, para quien siempre mantenemos un recuerdo especial. 

Y fue precisamente también en junio, en 1951, hace ahora 70 años, cuando el polígono de tiro y bombardeo se instaló en el corazón de nuestras Bardenas. Estas efemérides, la del Día del Medio Ambiente, el aniversario de Gladys, y la instalación del polígono de tiro en las Bardenas, motivan año tras año nuestras Marchas y esta concentración. Esperamos poder retomar las Marchas el próximo año y seguir haciéndolo hasta conseguir nuestro objetivo, que es lograr que se desmantele esa instalación militar que bombardea una Reserva de la Biosfera y que ha convertido un Parque Natural en escenario de vuelos y maniobras militares con fuego real muy a menudo, e incluso, en ocasiones, sin ningún tipo de aviso a la población. 

Son 70 años ya con esta instalación militar en la que no sabemos con qué armamento se experimenta para ensayar guerras que destrozarán seres humanos y territorios cuando esas guerras se hagan reales. Nos encaminamos hacia el final del actual convenio entre Defensa y la Comunidad de Bardenas. Quedan 7 años y queremos movilizar nuestras energías y las de nuestras instituciones para defender a nuestra gente y a nuestro territorio, de la agresión que supone. 

Agresión medioambiental, agresión para nuestra seguridad, agresión para quienes sufren las consecuencias de las guerras. Y agresión para nuestro presupuesto porque actúa en detrimento de los recursos necesarios para servicios públicos de calidad en sanidad, educación o dependencia. No necesitamos armamento y flotas militares, sino médicas y enfermeros; hace falta reforzar la atención primaria en Salud no bombardeos con fuego real en nuestro comunal; con los 107 millones de dólares que cuesta un caza F35 americano, o con lo que cuesta el Eurofighter, podríamos cubrir buena parte de las enormes necesidades de las carencias sociales que soportamos. 

Por todos estos argumentos venimos exigiendo el desmantelamiento del polígono de tiro antes de que finalice el actual convenio en 2028, y venimos pidiendo a las instituciones civiles navarras que tomen cartas en el asunto. 

Que nuestros ayuntamientos no tengan que depender económicamente para nada del canon que recibe por el uso del polígono de tiro. Nuestra seguridad vale mucho más que ese canon. La vida de quienes sufren las guerras vale mucho más que ese canon. El respeto a la Reserva de la Biosfera y Parque Natural de Bardenas vale mucho más que ese canon. 

Por eso la Asamblea Antipolígono nos ha convocado hoy aquí y la Plataforma No a la Guerra, de Ejea y Pueblos, está realizando en Aragón ahora mismo otra concentración con el mismo fin. Pese a la distancia, exigimos con una sola voz, como hacemos todos los años, el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas. Por unas Bardenas de interés preferente para la paz y la biodiversidad. Nuestro espíritu ecologista y pacifista continúa. Ecologistas en Acción sigue pidiendo el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas. 

Sabemos que nuestras fuerzas no son muchas, pero eso no nos resta razones. No acertamos a saber qué puede tener esta tierra que no termina de valorar lo que tiene. Quizás aún pervive el espíritu de aquellas personas que en 1951 pensaron que esta tierra solamente podía servir para albergar un polígono de tiro aéreo. Mientras otros sí que defienden lo suyo, aquí nos plegamos serviles a esa lluvia de millones. Recordemos el caso de Cabañeros que ante la idea de que se convirtiera en polígono de tiro fue primeramente protegido como parque natural y finalmente como parque nacional. Ahí está también el caso del parque nacional de Cabrera. 

Que siendo propiedad del Ministerio de Defensa y tras la presión y movilización de la sociedad balear se convirtió en parque natural y después, también, en parque nacional. Mientras tanto nuestros partidos mayoritarios y la mayoría de la sociedad Navarra que los sustentan solamente piensan en hacer caja. Una caja que primeramente les sirve para mantener unas estructuras caciquiles, de feudo, de chiringuito. Una caja que sirve para acometer pequeñas obras en unos pueblos que sufren la falta de recursos. 

Y una caja que sirve para mantener los intereses de la defensa, frente a los intereses de la paz o de la biodiversidad. Comunidad de Bardenas y Ministerio de Defensa aún se atreven a decir que el Polígono de Tiro contribuye a la defensa del medio ambiente. Pero nunca se defiende el medio ambiente bombardeándolo. La alondra de Dupont es una especie en peligro de extinción y solo encuentra dos poblaciones en Navarra, una en el recinto del polígono de tiro de las Bardenas. 

La alondra de Dupont subsiste a duras penas, y lo hace pese a los bombardeos a los que se ve sometida, y porque ese territorio no ha sufrido la roturación de la agricultura y sí puntuales ramoneos del ganado, que es lo que mantiene un hábitat ideal para esta ave en peligro de extinción. ¿Cómo puede ser que se esté bombardeando a una de las escasas poblaciones de esta especie en España? 

Mientras tanto quienes debieran resolver estas cuestiones solamente aciertan a subirse el sueldo como si fueran parlamentarios. Seguiremos trabajando para que se mejore la gestión medio ambiental en Bardenas y para que se desmantele el polígono de tiro de una vez. Y ojalá se declare Bardenas de Interés Preferente para la Paz y la Biodiversidad. ¡Polígono de tiro desmantelamiento! ¡Las Bardenas para la paz! ¡Gastos militares para gastos sociales! Bardeak, herriarentzat!
Fotografía: Pablo Frías Alfaro. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours