El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha sacado a licitación las obras del puente de Tudela por 2.171.006,17 euros (IVA incluido). La infraestructura presenta daños y desperfectos desde hace más de diez años que, de no ser reparados, podrían afectar a la seguridad estructural de la misma. Por tanto, las obras de reparación permitirán la restauración completa del puente.

Desde 2008 este puente ha sido objeto de diferentes inspecciones, algunas de ellas subacuáticas. En la última, se ha observado que las bases de las pilas presentan socavaciones. Además, se ha constatado la pérdida de piezas y zonas con erosión avanzada en los paramentos de fábrica, con pérdida de sección, lo que en este tipo de estructuras tiene también afección a la resistencia.

Asimismo, se ha detectado otro tipo de deterioros tales como filtraciones generalizadas a través del tablero, sistema de drenaje ineficiente, desconchones en vigas y losas produciendo, en algunas zonas, la corrosión de las armaduras.

El río sobre el que se construye el puente, el Ebro, es el más caudaloso de la Península Ibérica y está sometido a fuertes crecidas. Por tanto, se puede considerar una estructura que puede ser especialmente sensible frente a una situación de avenida.

El puente de Tudela es un puente medieval de piedra. Tiene una longitud de 320 metros y está dividido en 17 vanos configurados mediante bóvedas de sillería en las que, habida cuenta de las sucesivas reconstrucciones a lo largo de la historia, se aprecian diversas luces y geometrías, tanto de arcos de medio punto como apuntados.

Puente sobre el río Queiles en Cascante

Varios representantes políticos visitaron esta semana in situ el resultado de las obras de reparación del puente sobre el río Queiles en Cascante, que han permitido reducir la incidencia de las cargas sobre la estructura, reparar los diferentes elementos que se encuentran dañados e impermeabilizar el puente frente a posibles filtraciones procedentes de la plataforma.

Las actuaciones de Gobierno de Navarra, que han supuesto una inversión de 166.125,45 euros, IVA incluido, han consistido en la instalación, previo fresado y excavación del terreno, de una losa de hormigón de 30 cm de espesor que permite repartir las cargas en una mayor superficie.

Para reparar los distintos elementos del puente que presentaban daños, se ha realizado un cosido mediante barras de acero con el fin de evitar la separación de los sillares. Además, se han sustituido las piezas de fábrica y sillerías que faltaban o se encontraban en mal estado, y se han protegido los apoyos situados en el perímetro del puente para evitar su socavación por efecto del agua.

Vía de acceso a Cascante

El puente de la carretera NA-6830, conocida como 'Vía Romana', sobre el río Queiles a su paso por la localidad de Cascante se encuentra situado en la carretera NA- 6830. Incluido en el inventario del Patrimonio Arquitectónico de Navarra, constituye uno de los dos accesos principales al municipio al conectar el núcleo urbano con la carretera nacional N-121C, por lo que se trata de una estructura fundamental para garantizar el tráfico rodado en la zona.

De dimensiones reducidas, dado que salva un cauce estrecho, tiene cerca de 12 metros de longitud y una anchura de 7,80 metros. La estructura tiene una doble bóveda, construida mediante fábrica de ladrillo y sillares de piedra, que presentaba oquedades, grietas y huecos antiguamente ocupados por sillares de piedra que se han desprendido.

Críticas al Ejecutivo 

En las últimas horas Gobierno de Navarra también ha sido noticia en la merindad porque los días 25 y 27 de junio el Área de Salud de Tudela no tuvo médicos radiólogos disponibles, según denunció ayer UPN. 

Los regionalistas aseguran que "estos dos días, ante la dificultad manifiesta de cubrir las guardias de facultativos de radiología en el Hospital Reina Sofía, se optó por no contar con radiólogos de guardias, como es lo habitual. Si se precisaba hacer una ecografía, el paciente se derivaba a Pamplona a hacer la prueba y si ese mismo paciente debía ser operado a raíz del diagnóstico de esa ecografía, se operaba en el Complejo Hospitalario de Pamplona, con los inconvenientes organizativos que supone esta medida y, sobre todo, con el trastorno para los pacientes y sus familias y los riesgos que todo ello conlleva". 

UPN ha pedido "que se adopten de manera urgente las medidas organizativas necesarias para que estas carencias no vuelvan a repetirse y la calidad de la atención prestada en el Área de Salud de Tudela sea la que esta zona de Navarra merece".


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours