Bardenas Libres y Gladys Gogoan han convocado una concentración en la tarde de hoy en el Puente del Ebro de Tudela (20.00 horas) para recordar a Gladys del Estal. La joven fue asesinada hace 42 años por un guardia civil en ese lugar en el que participaba en una sentada pacifista para protestar contra la construcción de una central nuclear que estaba proyectada entre la capital ribera y Arguedas. 

El colectivo recuerda que ese guardia civil "años más tarde fue condecorado por el gobierno del PSOE" y ha asegurado que seguirán recordando la "memoria y lucha" de Gladys, "asesinada por defender el sol, el agua y la libertad". 

Bardenas Libres ha pedido a los ciudadanos que acudan a la concentración que lleven una flor para lanzarla al Ebro en su memoria. "Nosotras no olvidamos. Gogoan zaitugu", aseguran. Cabe recordar que esta misma asociación protestó hace unos días por la subida de sueldo del presidente de la Junta de Bardenas, José María Agramonte. 

Historia de un crimen

José Martínez Salas era uno de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que intentaron dispersar una manifestación pacífica y antimilitarista que protestaba en 1979 contra las centrales nucleares y que consistía en cortar con una sentada el tráfico a la entrada de la capital ribera. 

Este guardia civil fue condenado a 18 meses de prisión, nunca pisó la cárcel gracias a que el juez dictaminó que el disparo fue accidental y fue condecorado en dos ocasiones por el Gobierno de España: en 1982 el Ejecutivo de la UCD le entregó la Cruz del Mérito de la Guardia Civil cuando solo habían pasado dos meses y medio del juicio. 

Y en 1992, tal y como demostró la histórica revista vasca Argia, el Gobierno del PSOE de Felipe González gracias al ministro de Interior José Luis Corcuera (hoy estrella en las tertulias televisivas de extrema derecha), le entregó la Cruz del Mérito Militar. 

En 1993 Corcuera llegó a defender la condecoración en el Congreso y justificó el galardón por su "conducta intachable" tras matar a la hija de dos republicanos que salieron de España huyendo del franquismo al perder la Guerra Civil.

Bardenas y las distintas posturas del progresismo ribero

El PSN-PSOE defiende con vehemencia el Polígono de tiro de Bardenas, véase la intervención del milagrés Santos Cerdán en el Congreso. Y la pervivencia de esta instalación militar en un parque natural es criticado por fuerzas como Unidas Podemos o Euskal Herria Bildu. 

Es cierto que resultó llamativo que Unidas Podemos se abstuviera hace unos días en el Congreso respecto a la propuesta de Euskal Herria Bildu, que propugna que el futuro del Polígono de tiro se decida vía referéndum. 

La Asamblea Antipolígono, tradicionalmente más cercana a las tesis de fuerzas como Batzarre (Unidas Podemos), ha asegurado que ellos tampoco reinvidican la votación popular porque hace años "ya recorrimos ese camino y llegamos a la conclusión de que no es procedente, porque consideramos que vivir en paz y clamar contra las guerras es un derecho y un deber que está por encima de un referéndum y de consideraciones económicas, políticas y militares que puedan llevar a algunas gentes a apoyar ese tipo de instalación militar". 

Este colectivo, cuyos portavoces son Milagros Rubio y Eduardo Navascués, ha cambiado este año la tradicional Marcha con salida en la zona de Aguilares (Arguedas) por una concentración que se llevará a cabo el próximo 6J en la Plaza de los Fueros de Tudela a causa de la situación sanitaria. 

Euskal Herria Bildu por su parte defiende el referéndum y también lo hacen Bardenas Libres, que es una especie de escisión de la Asamblea Antipolígono que surgió en 2017 y que es el colectivo que organiza el homenaje de hoy a Gladys en el Puente del Ebro, y la nueva asociación juvenil navarra Ager Vasconumeko Gazteak, que el próximo 26 de junio estrenará una Marcha en Bardenas. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours