La presidenta de Navarra, María Chivite, ha trasladado al exfutbolista y entrenador Juan Carlos Unzué el apoyo del Gobierno foral a las personas enfermas de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), en un encuentro mantenido en el Palacio de Navarra.

Unzué hizo pública su dolencia hace más de un año y ha visitado recientemente Pamplona para concienciar a la ciudadanía sobre esta enfermedad del sistema nervioso central, que se caracteriza por una debilidad y atrofia muscular progresiva y de rápida evolución, con consecuencias fatales.

Navarra, que cuenta con un equipo multidisciplinar para la atención a pacientes de ELA en el Complejo Hospitalario, pionero a nivel nacional, ha detectado desde 2007 un total de 189 casos de personas enfermas de ELA, con una media de 16 diagnósticos al año. Estos datos proceden del estudio epidemiológico que ha contado con financiación del Gobierno de Navarra, cuya investigadora principal ha sido la Dra. Ivonne Jericó del Servicio de Neurología del CHN, y cuyos resultados se han publicado este año. La atención a todas estas personas que padecen esta enfermedad está incluida en la Estrategia Navarra para la Atención de Pacientes Crónicos y Pluripatológicos, dentro del grupo de enfermedades neurodegenerativas.

El objetivo del Gobierno foral, tal y como ha afirmado la presidenta Chivite, es ofrecer una atención personal, centrada en el paciente, a través de las distintas líneas de apoyo con las que cuenta el Ejecutivo foral. Además de la atención sanitaria, desde Derechos Sociales se busca acelerar la valoración de discapacidad y dependencia de estos pacientes, dada la rápida evolución de la enfermedad. De esta forma, el objetivo es que en un mes, la persona diagnosticada de ELA y con tratamiento pueda contar ya con esa valoración.

Se trata de un primer paso para optar a otras vías de ayuda como las subvenciones para la eliminación de barreras arquitectónicas tanto en las viviendas particulares como en las zonas comunes de la comunidad en la que resida. En este sentido, en los últimos años, el Gobierno de Navarra ha destinado más de 39 millones de euros a subvencionar 815 expedientes de eliminación de barreras en viviendas y comunidades de vecinos.

A ello se suma el centro de productos de apoyo a la accesibilidad, que comenzó a funcionar en 2017 y ofrece información, asesoramiento y recursos técnicos o tecnológicos a todas las personas, o sus familiares, afectadas por alguna barrera de accesibilidad en viviendas, espacios arquitectónicos o sobre servicios y productos de distinta naturaleza. El centro forma parte de la red IPROA de Centros de Productos de Apoyo de España.

Asimismo, los distintos departamentos del Gobierno foral mantienen un contacto estrecho con la Asociación de Pacientes con ELA en Navarra (ANELA), que cuenta con más de un centenar de personas asociadas. La asociación busca mejorar la calidad de vida de los afectados por la enfermedad, a través de la prestación de distintos servicios como fisioterapia, logopedia o musicoterapia, entre otros. Además, trabaja para fomentar y estimular la investigación científica de la enfermedad que afecta, principalmente, a personas de entre 50 y 80 años.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours