Por María Arribas: 

Gabe Abrahams (1966), nacido en Barcelona y afincado en Tudela, es un marchador especializado en caminatas Multiday (varios días). En la década pasada, alcanzó plusmarcas mundiales de Beach Walking (Caminata de Playa) y de Speed Walking (Caminata Rápida). En 2020, estableció la plusmarca de la Vuelta a Navarra y Cinco Villas. Conversamos con él. 

¿Cuándo realizó su primera caminata multiday? 

Con veinte años. Hice la caminata Toulouse-Lérida, pasando por Pau. Tengo un recuerdo imborrable de ella. 

En 2014, regresó a las caminatas multiday.

En enero de 2014, me retiré de varios deportes en los que había destacado y me dediqué a este tipo de caminatas de varios días. El recuerdo de la caminata Toulouse-Lérida fue clave a la hora de tomar la decisión. 

En 2015 y 2016, caminó 500 km y 500 millas (804,672 km) por arena de playa en las costas de Cataluña. Aunque su máxima distancia la alcanzó en 2017 al caminar 1.000 millas (1.609,344 km) por el Área Metropolitana de Barcelona. 

Exacto. Las dos caminatas en playa fueron muy duras. Aunque también lo fueron las 1.000 millas de 2017. Mi media de kilómetros diaria en esas 1.000 millas fue de 43 km, alcanzando un registro de 36 días y 5 horas. 

En 2018, repitió la distancia por Aragón. 

En las 1.000 millas de 2018, mi media de kilómetros diaria fue de 48 km, lo que me supuso un registro de 32 días y 21 horas. Mejoré mi plusmarca de 2017 en más de tres días. En ambas caminatas de 1.000 millas, utilicé la técnica de Power Walking, una variante del Speed Walking, y logré la plusmarca mundial de las 1.000 millas de Speed Walking. 

En 2020, realizó la Vuelta a Navarra y Cinco Villas. 

La llevé a cabo entre el 28 de enero y el 6 de febrero de ese año, caminando 505 km en 8 días, 22 horas y 10 minutos. Establecí la plusmarca de la misma. La Vuelta me sirvió para sentirme vivo como marchador con 53 años y para darme cuenta de que aún tenía camino por delante. 

Y llegó la pandemia. 

Sí. Y ha sido muy complicado entrenar con ella en medio, es decir mantener la planificación y el ritmo de entrenamiento. Para aguantar la situación, ha sido clave focalizar en pensamientos positivos y no dejar entrar en la mente a ninguno de los negativos. Al fin y al cabo, la mente es de uno y uno debe mandar sobre ella. Siempre debe estar bajo el control de uno. 

Leí que comentó en otra entrevista de hace años que “todas las tormentas pasan”. 

Exacto. Y además en la vida todo tiene solución salvo la muerte. 

Me ha hablado de su entrenamiento. 

Mi rutina son 20 km. al día, en las fases de máxima carga. Cada día alterno caminar con los entrenos de caminata rápida o Speed Walking, utilizando la técnica de Power Walking. 

Se encuentra cerca de su próxima caminata multiday.

Sí. O eso espero… Si todo marcha bien, en verano me reencontraré con ellas. Aún tengo que esperar a los últimos test para saber si optaré por una distancia u otra. Mi duda actual está entre los 500 km y las 500 millas de Speed Walking. Estoy esperanzado.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours