Más de un centenar de delegados y delegadas del Sindicato ELA se concentraron hace unos días bajo el lema 'Vuelta a los chiringuitos del Régimen. Demokraziari erasorik ez'. El objetivo del acto era denunciar que el Gobierno de Navarra ha recuperado "el criterio antidemocrático de la época de Miguel Sanz y Yolanda Barcina, para promocionar a UGT y CCOO (Junta de Contratación Pública, Ley sobre el deporte profesional, mesa de la automoción...)", asegura el sindicato. 

"Como se recordará, durante mucho tiempo, el llamado diálogo social ha servido para financiar con dinero público a UGT, CCOO y la CEN. Para ello, los Gobiernos de UPN y PSN consolidaron un entramado opaco repleto de diferentes mesas y foros: a través de diferentes convenios, llegaron a pagar con dinero público el salario de más de 120 personas de UGT y CCOO, además de abonar gastos de de luz, calefacción... Los informes de Comptos y la presión de ELA contribuyeron a que en la anterior legislatura se eliminasen esos convenios", añaden. 

Para conseguir que el Gobierno de Navarra modifique su "postura antidemocrática", tal y como aseguran, han solicitado una reunión a cada uno de los partidos que componen el Gobierno de Navarra. En concreto con Elma Sainz (PSN), consejera de Economía y Hacienda y con la competencia sobre la Junta de Contratación; a Jose Mari Aierdi  (Geroa Bai), vicepresidente del Gobierno; y a Eduardo Santos (Podemos), consejero de Políticas Migratorias y Justicia.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours