El norte de Europa marca el modelo mundial del Estado del Bienestar y algunos estados meridionales del Viejo Continente pretenden implantar la cuarta pata de un modelo público y social que complemente a Sanidad, Educación y pensiones: los cuidados. 

El economista Vicenç Navarro recuerda que "aun siendo un derecho individual y personal de todo ciudadano o ciudadana español" este cuarto pilar "beneficia a toda la familia, una unidad que en teoría es valorada a nivel popular pero que parece olvidada por el Estado. Tales servicios están muy poco desarrollados en España. Familia, en nuestro país, equivale a decir mujer, y de ahí que estén tan olvidados por el Estado. Estos servicios son, así pues, un elemento clave de la economía de los cuidados". 

Navarro recuerda que los cuidados "tienen una gran importancia para facilitar la integración de la mujer en el mercado de trabajo, ya que le permiten compaginar su proyecto profesional con su responsabilidad familiar, que debería ser compartida con su pareja. En realidad, el escaso desarrollo del 4º pilar del Estado del Bienestar es una de las mayores causas del bajo porcentaje de mujeres que se encuentran en el mercado de trabajo, uno de los más bajos de la UE-15 (en España es del 61%, por un 68,6% en el promedio de la UE-15, y un 80,2% en el caso de Suecia)". 

"Ello es indicador del gran retraso social que tenemos. El gasto público y la cantidad de personal en escuelas de infancia y en servicios de atención a la dependencia, y las tasas de cobertura de estos servicios, continúan estando por debajo del promedio de los países de la UE-15 y muy por debajo de Suecia (en el caso de la tasa de escolarización de criaturas de 0 a 3 años, en España es del 36%, en Suecia del 47% y en Dinamarca del 55%; y en el caso de la tasa de cobertura de cuidados de larga duración para mayores de 64 años, esta es del 9,8 en España, del 15,7% en Noruega y del 16,2% en Suecia). Y como indiqué antes, el aumento de gasto y empleo públicos necesarios para alcanzar el promedio de la UE-15 y de Suecia en cuidados de larga duración es muy marcado", añade. 

Navarra y los cuidados

Las consejeras de Salud y Derechos Sociales, Santos Induráin y Mª Carmen Maeztu, presentaron ayer en Tudela la extensión del Proyecto de Atención Integrada Social y Sanitaria (PAISS), implantado hasta el momento en Tafalla, al Área de Tudela. 

El PAISS tiene su origen en la colaboración establecida entre el Departamento de Salud y el Departamento de Derechos Sociales en el marco de desarrollo de actuaciones comunes para implantar un sistema de atención sociosanitaria coordinada e integral.

Navarra lleva años trabajando en esta dirección, desde el primer Plan de Atención Sociosanitaria, aprobado en el año 2000, pasando por el pilotaje iniciado en el distrito de Tafalla en 2013 para posteriormente, en junio de 2018, realizar la implantación del proyecto en este mismo territorio. Ahora, se ponen en marcha los proyectos en Tudela y Estella-Lizarra, para continuar en 2022 con el resto de zonas de Navarra.

La financiación será aportada por ambos Departamentos.

La consejera de Salud, Santos Induráin, aseguró que "la llegada del COVID-19 ha venido a cimentar aún más el suelo sobre el que se edifica este proyecto, que no es otro que la colaboración entre dos grandes ámbitos, el social y el sanitario, y entre muchas otras entidades y niveles, para dar mejor servicio a las personas, especialmente las vulnerables, que quizá corrían el riesgo de quedarse entre dos aguas".

Según Induráin, "el espacio sociosanitario –enmarcado en la Estrategia de Atención Primaria y Comunitaria-  debe ser una realidad que se llene de contenido día a día, un lugar en el que deben encontrar refugio y atención estas personas además de rentabilizar, en clave de eficacia y eficiencia, los recursos disponibles en el ámbito de distrito, una visión de coordinación de niveles e intermedia entre la Zona Básica y el Área de Salud". 

Este proyecto está destinado a personas con altas necesidades de cuidados sanitarios y sociales que requieren de la actuación, simultánea y coordinada, de los servicios sanitarios y sociales y contempla actuaciones destinadas a atender tanto las necesidades de las personas, como a sus familias y el entorno.

Así, el PAISS atenderá casos de personas que han visto limitada su autonomía, bien por un ingreso hospitalario o enfermedad, para que consigan mantener, recuperar y mejorar dicha autonomía e independencia, permaneciendo el mayor tiempo posible en su domicilio y entorno habitual. También, tiene un fuerte carácter preventivo y actuará para evitar, en lo posible, ingresos residenciales y/o hospitalarios.

Asimismo, contempla recursos de proximidad, temporales, flexibles, personalizados, y sin copago que pondrán consistir en atención residencial, atención diurna, incluyendo transporte y atención domiciliaria.

"Con este proyecto se mejora la coordinación dentro del continuo de cuidados entre dos sistemas, el social y el sanitario, y entre los diferentes entornos de la persona, como el sanitario, el residencial y su domicilio", declaró la consejera de Derechos Sociales Mª Carmen Maeztu. 

"Estas medidas se enmarcan dentro de las políticas de envejecimiento activo, para retrasar en lo posible que la persona llegue a situaciones en que sus necesidades sociales y sanitarias sean complejas, y se realizan desde un enfoque de atención integral centrado en la persona, es decir, los servicios se adaptan a la persona y no al revés", concluyó Maeztu.

Cuidados de alta intensidad en residencia, atención diurna y atención domiciliaria

El servicio que se pone en marcha en el Área de Salud de Tudela se prestará en tres niveles asistenciales, con distinta duración, y de mayor intensidad al incluir fisioterapia y terapia ocupacional. En concreto, contará con 3 plazas de Atención Residencial, para estancias máximas de un mes, salvo circunstancias que recomienden su prórroga; 5 plazas de Atención Diurna, por un máximo de tres meses; y servicio de Atención Domiciliaria, de lunes a domingo entre 8 de la mañana y 8 de la tarde (incluidos festivos), también con terapia ocupacional además de los cuidados para la vida diaria.

Para prestar estos servicios, el equipo de Tudela estará integrado por personal de Enfermería con dependencia orgánica del Departamento de Salud y profesional de Trabajo Social con dependencia del Departamento de Derechos Sociales, a través de un convenio con alguna de las entidades locales titulares de Servicios Sociales de Base de las áreas, en este caso con el Ayuntamiento de Corella.  

Este equipo será responsable de la atención a las personas en situación de alta complejidad social y sanitaria, y de la coordinación, apoyo y asesoramiento a los equipos operativos de zona, compuestos por profesionales de Trabajo Social del Servicio Social de Base, del centro de salud y Enfermería de enlace comunitario. Será también el encargado de los recursos residenciales y de Atención Domiciliaria asignados al programa, así como de impulsar, en el ámbito comunitario, acciones y alianzas con otros agentes sociales y personas de la comunidad.

Resultados del Proyecto PAISS en Tafalla en el año 2020

El pilotaje y experiencia del proyecto en el distrito de Tafalla, que en 2020 atendió a 60 personas, ha servido de base para su extensión al resto de zonas y confirman la necesidad del mismo.

El 50% de las personas atendidas en la zona de Tafalla contaban con 80 años y, en el 83% de los casos, han presentado necesidades sociosanitarias altas y muy altas. Un 78,3% no tenía reconocida oficialmente discapacidad y el 60,9% tampoco tenía reconocida la dependencia.

Al alta de la intervención, el 82,9% de las personas permanecen y/o regresan a su domicilio. El 80% de las personas atendidas consideran que están satisfechas o muy satisfechas tras finalizar la actuación.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours