La normalización de la política pentenciaria por parte del Estado español gracias a la creciente influencia de la izquierda abertzale en Madrid y Pamplona están avalando el acertado giro que impulsó Arnaldo Otegi en 2009 y que ha provocado un constante crecimiento electoral de la izquierda soberanista vasca. 

Esta dinámica conduce a un camino lógico: Euskal Herria Bildu tiene todo el derecho, y casi el deber, de intentar desalojar al eterno PNV tras casi cuatro décadas de poder en Euskadi. Ahora bien, su estrategia se está haciendo bola en las gargantas de algunos seguidores habituales de sus tesis. 

Y es que resulta muy llamativo el giro socialdemócrata de la coalición abertzale, esa que ahora imita al PNV en Madrid, traga con los presupuestos estatales que incluyen el TAV y la corona, y acepta unas cuentas navarras centristas que no llevan aparejadas una reforma fiscal.

Arnaldo Otegi ahora llama a festejar el araniano Aberri Eguna "desde Pasajes a Tudela", cosa que está muy bien porque sus fieles más identitarios estarán de celebración casera mañana domingo tras la resaca de la Copa del Rey.

Pero esas legítimas celebraciones patrióticas, de vez en cuando, podrían ir acompañadas de algunos dulces económicos que tengan algo que ver con la izquierda que estaba incluida en el término 'izquierda abertzale'. Porque si no solo queda 'abertzale'. Que está muy bien. 

Pero para ese viaje ya estaba el PNV, pragmatismo revestido de nacionalismo que poco o nada tiene que ver con el marxismo que Sortu dice defender...

Palos

Mikel Noval, responsable de Estudios de ELA, recuerda en El Salto Diario las lógicas dudas que suscitan en el sindicato los fondos europeos Next Generation por su condicionalidad, diseño o destino. Y advierte que desde Gara e Iratzar Fundazioa están lloviendo artículos contra la postura de ELA. 

Recuerda Noval que "la letra de los fondos ni es de izquierdas ni vaticina ningún cambio de rumbo, más bien al contrario. Si se ve ahí algo de izquierda es porque se abandona cualquier análisis crítico y existe un desinterés o incapacidad para plantear alternativas". 

"En nuestra opinión la única opción para cambiar el rumbo del neoliberalismo está en cuestionar con rigor sus políticas, plantear alternativas claras e impulsar la movilización social. Renunciar a ello, y encima pasar a descalificar la falta de capacidad estratégica de quienes no compartimos esa posición es de nota", añade. 

Noval asegura que "queda claro que la reforma fiscal no es una prioridad para EH Bildu. Esto explicaría, por ejemplo, que tras más de cinco años de la salida de UPN del Gobierno de Navarra se siga en ese territorio con la misma fiscalidad que con Barcina, a pesar de que EH Bildu haya apoyado los distintos gobiernos posteriores".

"Abrazar los fondos se puede entender como parte de una estrategia en la que la prioridad  de la acción institucional de EH Bildu no es la defensa de los derechos laborales y sociales. Es indefendible que EH Bildu haya votado a favor del Real Decreto Ley que regula los Fondos en el Estado español, que declaran la fiesta de la cooperación público privada y dejan en manos de Pedro Sánchez la decisión plena de qué presentar a Bruselas", añade. 

¿Dónde irá el dinero de los Next Generation?

Cabe recordar que economistas tan poco dudosos como Yanis Varoufakis están poniendo de buen ejemplo actual a los Estados Unidos, que está metiendo el dinero impreso en frenesí por la Reserva Federal en el bolsillo de los ciudadanos en vez de soltarlo encima del filtro escasamente porosos como son los bancos o algunas multinacionales, estrategia europea que nos puede llevar a 2008. 

Y lo hacen sin oposición porque EH Bildu o Unidas Podemos han apostado por un cómodo triunfalismo...

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours