El negocio belicista basado en el bombardeo del Parque Natural de Bardenas no tiene visos de remitir. El PSOE, que se presenta como una formación ecologista y pacifista, defendió ayer el mantenimiento del Polígono de tiro en el Congreso. 

La encargada de hacerlo fue la ministra de Defensa Margarita Robles, que fue interpelada por Bel Pozueta. La diputada navarra de Euskal Herria Bildu denunció que los vecinos de la Ribera llevan mucho tiempo sintiendo "cazas volando sobre sus cabezas y material militar peligroso que amenaza a su salud". 

La ministra socialista avaló la existencia de este negocio militar en pleno corazón de Bardenas: "No está previsto el desmantelamiento ni el cierre de Polígono de tiro de Bardenas Reales. Sirve para los intereses fundamentales de la defensa nacional". 

Robles no se atrevió a recoger el guante que le lanzó Pozueta. La diputada citó al expresidente de la Junta, José Antonio Gayarre (UPN), que propuso organizar un referéndum sobre el mantenimiento del Polígono de tiro.

"Mazazo"

Bel Pozueta ha asegurado en las redes sociales que "la negativa de la ministra de Defensa a desmantelar el Polígono de Tiro de Bardenas es un nuevo mazazo para la sociedad de Nafarroa. Una nueva decepción para quienes sufrimos sus efectos. No queremos ruidos de guerra en Nafarroa. No queremos ruidos de guerra en el cielo".

"Navarra ha sido por imposición campo de entrenamiento para muchas injustas guerras y las vecinas de la zona llevan demasiados años soportándolo", añadió. 

Bardenas seguirá sin ser Parque Nacional

Mario Rodríguez Vargas, director de Greenpeace España, afirma que "las Bardenas Reales son un terreno único y de alto valor ecológico; deberían convertirse en Parque Nacional, pero se lo impide el polígono de tiro que alberga en su interior y que es anacrónico en el siglo XXI". 

El PSOE, sin embargo, avala este Polígono de tiro mediante el pacto del Régimen con UPN que sigue vigente en la Junta de Bardenas (donde los socialistas intentan lavarse la cara a través del turismo bardenero). 

El partido que lidera María Chivite en 2018 se llegó a negar en el Parlamento de Navarra a rechazar unas maniobras militares con fuego real. Y ahora avala que el Polígono de tiro siga, como mínimo, hasta 2028.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours