El Equipo de investigación Sociedades en movimiento (ESOMI), dependiente de la Universidade Da Coruña, será el responsable de elaborar el Plan de Lucha contra el racismo y la xenofobia en Navarra (2021-2026), al haberse adjudicado la licitación para la asistencia técnica del mismo, convocada por el Gobierno de Navarra a través del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia.

El cronograma inicial planteado por el ESOMI supone que el diagnóstico conllevará un periodo no superior a tres meses desde la formalización del contrato; la elaboración del documento borrador del Plan estaría concluida antes de 5 meses después de la licitación; y dos meses después se habría elaborado ya el documento final del Plan.

La propuesta del ESOMI es la de elaborar un plan “progresista, feminista, sostenible y participativo”, dentro de una sociedad diversa y heterogénea que reconocen y ponen en valor por haber llevado, hasta el momento, un tránsito “exitoso” hacia una sociedad de acogida.

Será un plan “construido desde una mirada holística e interseccional; trabajando conjuntamente las administraciones, la sociedad civil, el tercer sector, los migrantes y todas aquellas etnias y/o grupos racializados, con el fin de evitar actitudes y comportamientos de odio hacia el diferente”, señala el ESOMI en su propuesta.

Se hace hincapié, además, en la necesidad de abordar este plan de modo que sea una herramienta “innovadora y flexible, con capacidad de adaptación a un entorno cambiante”, y “diseñada teniendo en mente el equilibrio territorial”. Con esa “propuesta innovadora y ambiciosa”, se espera que este Plan ponga las bases para “una estrategia convivencial de éxito para la sociedad navarra, que sea sostenible en el tiempo”.

Diagnóstico participativo y acciones concretas

Para la elaboración del Plan, se realizará un diagnóstico participativo junto a los agentes implicados en la gestión de recursos y servicios sociales; que tenga en cuenta las características sociodemográficas de las migraciones en todo el territorio de Navarra; e identifique narrativas e imaginarios colectivos discriminatorios.

También se incluyen acciones específicas en materia de vivienda, educación, empleo, salud, o medios de comunicación y redes sociales. A modo de ejemplo, y para asegurar el derecho a la vivienda a la población racializada, se propone el trabajo con comunidades y asociaciones vecinales, en el sector inmobiliario y con las administraciones, haciendo especial hincapié en construir comunidades diversas e inclusivas en los barrios y municipios navarros. En relación al empleo, se diseñarán estrategias que permitan superar las dificultades que tienen las personas racializadas para acceder a un empleo digno, trabajando tanto con ellas como con el tejido empresarial navarro.

Un “nuevo marco de relaciones” para la ciudadanía

La convocatoria de esta licitación adjudicada a ESOMI, con un presupuesto de 46.000 euros, tenía como objetivo elaborar un Plan que suponga definir “un nuevo marco de relaciones entre las personas en el que la igualdad, la interacción, el reconocimiento de la diversidad, la creación de sentido de pertenencia y valores compartidos son elementos clave constitutivos de una nueva ciudadanía”.

El objetivo último del plan es lograr que Navarra sea una sociedad cohesionada e integrada, con la participación activa del conjunto de la ciudadanía, reconociendo y respetando las diferencias; pero promoviendo el diálogo crítico, la interrelación y la interacción de personas pertenecientes a culturas diversas. Se busca así garantizar la cohesión social basada en el respeto, así como la valoración positiva de la realidad.

Este proceso de contratación pública ha tenido en cuenta la valoración de criterios tanto cualitativos como cuantitativos, incluyendo en lo cualitativo la propuesta metodológica, el enfoque de género o las vías de participación de la sociedad.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours