El Ayuntamiento de Buñuel aprobó esta semana por unanimidad, una moción presentada por el PSN-PSOE y Cambiemos Buñuel, en la que pedían que se inicie, de inmediato, el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. 

Ambas fuerzas roponen la colocación de una placa en la sede del consistorio, en memoria y homenaje a los que fueron corporativos municipales y a los trabajadores del Ayuntamiento, asesinados por permanecer leales a la II República. Reclaman, además, que se elimine la simbología de la época franquista que, todavía, persiste en el municipio.

 Úrsula Pardo, concejal socialista encargada de defender la moción, recuerda que 52 vecinos y vecinas de Buñuel fueron asesinados como consecuencia de la represión "indiscriminada" producida a raíz del golpe militar de 1936 y la posterior dictadura franquista.

"En nuestro municipio, a día de hoy, sigue presente simbología franquista, simbología que hace revivir situaciones en las que se vulneraban los derechos humanos", remarca Pardo, y añade que "desgraciadamente seguimos sin saber mucho de lo que realmente sucedió y dónde se encuentran los restos de muchos de los represaliados". 

"Persecución, injusticias y agravios"

Al tiempo que agradeció el consenso logrado en el Ayuntamiento, la concejal socialista defiende que actualmente "contamos con una Ley de Memoria Histórica, de rango estatal, así como con una Ley Foral". 

El PSN-PSOE, asegura, "es fiel al compromiso adquirido por las instituciones para reconocer, y en la medida de los posible, reparar el daño causado a quienes durante la guerra y la dictadura padecieron la persecución, las injusticias y los agravios, ya sea por cuestiones políticas o religiosas contrarias a las del bando vencedor". 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours