El comité de empresa de la Casa Misericordia de Pamplona compuesta por los sindicatos ELA, LAB, CCOO, UGT Y USO compareció ayer ante los medios para denunciar la actitud de la dirección de la residencia en la negociación colectiva del nuevo convenio.

"El convenio de la residencia caducó en diciembre del año 2020, desde ese momento, el comité de empresa en su conjunto ha trabajado para elaborar una plataforma unitaria que recoge las principales demandas de las y los trabajadores. Todos los sindicatos hemos realizado un gran esfuerzo para unificar esta plataforma de negociación colectiva", explican. 

También recuerdan dque desde marzo del año 2020 "estamos inmersos en una pandemia mundial , esta residencia como el resto del sector ha sido especialmente afectada y por desgracia hemos tenido un numero importante de infectados tanto de usuarios como de trabajadoras, y hemos sufrido también fallecimientos entre la población usuaria". 

"Riesgos físicos, psíquicos y económicos"

Y denuncian que "las trabajadoras de la Casa Misericordia, en especial el colectivo de atención directa, ha sufrido en sus propias carnes esta pandemia y ha puesto en riesgo su salud y la de su familia. Riesgos tanto físicos, como psíquicos y económicos, todos ellos se mantienen en menor medida en la actualidad. Este trabajo ha sido y es, durísimo tanto en lo físico, como en lo emocional, pero gracias a la profesionalidad de las trabajadoras de este centro, los usuarios no han notado, ni padecido ninguna merma en la atención. Ha quedado demostrado ampliamente el compromiso y la actitud de estas trabajadoras". 

"Después de relatar todo lo anterior y exponer el gran trabajo y compromiso llevado a cabo por todas y todos los trabajadores de la Casa Misericordia de Pamplona,empezamos a negociar el convenio colectivo el pasado mes de marzo. Llevamos dos reuniones de negociación con la empresa y nos vemos en la obligación de iniciar movilizaciones debido a su actitud y por la imposición de su propuesta. La dirección nos impone dos vías, una sin opción a negociar, congelar todo el convenio durante dos años, sin garantía de mejora, y la segunda ,es eliminar derechos básicos como son la antigüedad y la distribución del calendario, ambos logros conseguidos hace muchos años en la casa misericordia de Pamplona", continúan.

Y es por ello que aseguran verse en la obligación de convocar la primera jornada de huelga para toda la plantilla "ante la actitud prepotente y ofensiva de la dirección, el próximo miércoles 21 de abril en todos los turnos de trabajo. El comité de empresa rechaza unánimemente tanto las formas, como el fondo de la propuesta de la dirección. Nuestra intención es seguir negociando hasta lograr un convenio que reconozca y mejore las condiciones laborales de todas y todos los trabajadores. Ha sido un año muy duro, en el que se ha demostrado la profesionalidad de esta plantilla y la empresa debe reconocer este esfuerzo a través de la firma de un convenio justo y necesario".

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours