En el mes de junio de 2020, escribí un artículo titulado “Y no es la primera vez”, en referencia al tratamiento degradante que se le da en Tudela, en Navarra, a una lengua milenaria, propia de Navarra, como es el euskera. Es más, no es que no quieran valorar como ya veremos más adelante a la lingua Navarrorun, es que ni tan siquiera la sitúan al nivel del alemán, el francés, o el inglés, para cualquier convocatoria en cuanto a oposiciones Municipales o Forales se refiere. Hace unos días, el sábado 27 de febrero, se convocaba un concurso-oposición para la provisión de 24 plazas de Fisioterapeuta del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. 

Los destinos de los puestos convocados se repartirán entre el Complejo Hospitalario de Navarra (21), el Área de Salud de Estalle-Lizarra (1), el Área de Salud de Tudela (1) y la última, en Atención Primaria. En dicha convocatoria, BON número 209 de 16 de septiembre de 2020, resolución 695E/2020 de 18 de agosto, indica que para las 24 plazas, se valorará saber Alemán, francés, inglés, pero el euskera no puntuara en las zonas mixta y no vascofona. En este sentido, el gobierno de Chivite es el primer gobierno que valora el alemán, inglés y francés y no el euskera en la zona mixta, aunque el Consejo de Navarra en este aspecto señala que el conocimiento de euskera como merito en la zona no vascofona no sería ilegal, pero se hace caso omiso en este caso. 

Como referencia y curiosidad diré que: El Grado de Fisioterapia se ofrece en la UPNA de Tudela (Navarra), en la UPV (Universidad País Vasco), donde el euskera en ambas tierras es lengua propia. También en Vic, (Cataluña) y en Zaragoza, zonas lejanas a esta convocatoria, aunque legitimas para su presentación a la misma. Indico esto porque da la casualidad que de Tudela, han salido varias promociones de graduados de Fisioterapia y la mayoría de los alumnos y alumnas, saben euskera, es más, hay asignaturas que se imparten en Tudela, en nuestra lengua. 

Amén de las personas que hacen este Grado en el País Vasco, entendiendo que es este idioma el predominante en al ámbito universitario del citado País. En definitiva, la mayor parte de los opositores en este concurso oposición, saben euskera. ¿Por qué de esta actitud de marginación hacia el euskera? Entiendo que el objetivo es el no regularizar ni favorecer su existencia. Después de tantos años de restricción hacia nuestra lengua, todavía se le sigue dando un trato discriminatorio que no tiene sentido ni lógica, para un valor de tanta importancia desde el punto de vista lingüístico-cultural y fundamentalmente para la historia del pueblo Navarro. De nuevo, marginación a nuestra lengua, de ahí: “Y no será la última”.

Tudela, a 6 de Marzo de 2021 Jose Mari Blanzako Sesma Foro de Opinión de Tudela – Tuterako Iritzi Forua



Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours