El imparable progreso de contagios en Navarra ha obligado al Gobierno de la Comunidad Foral a dar un volantazo a su estrategia inicial y cerrar el interior de la hostelería y reducir los aforos para la Semana Santa, tal y como confirmará en el día de hoy la consejera Santos Induráin. 

Anteayer el Ejecutivo foral decidió prorrogar hasta el viernes 9 de abril las restricciones de aforo, cierre perimetral y movilidad nocturna recogidas en las últimas normativas, pero explicó que estudiaba endurecer las medidas si continúa la evolución ascendente de la pandemia de la COVID-19. Y finalmente estas se endurecerán a partir del jueves 1 de abril a las 00 horas. 

Problemas en la Ribera

La escalada de infectados también se ha evidenciado en la Ribera. Especialmente en una localidad como Milagro, que realizó esta semana un cribado a más de un millar de personas después de que se hubiesen cuadriplicado los casos en el municipio en apenas once días. 

El alcalde de Milagro, José Ignacio Pardo (PSN-PSOE), aseguró hace unos días que el número de positivos se disparó por "celebraciones y encuentros", apeló "a la responsabilidad individual" de la ciudadanía y anunció, en coordinación con Gobierno de Navarra, el cierre perimetral de la localidad. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours