Alejandro Toquero no fue capaz de rebajar sus ataques a Gobierno de Navarra ni siquiera en el día de ayer, que fue la fecha en la que el vicepresidente foral José María Aierdi, de Geroa Bai, firmó con Ayuntamiento de Tudela un convenio que compromete al Ejecutivo a invertir 8 millones de euros en regenerar urbanísticamente la zona tudelana de Coscolín. 

El alcalde de Tudela protestó en su regreso a SER Tudela, tras dos meses de ausencia, por la falta de información del Ejecutivo respecto a la crisis sanitaria: "Me gustaría decir que nos mantien puntualmente informados, pero no es así, no hay una comunicación fluida entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela, ni en el tema de los casos positivos, ni en tema de vacunaciones, no hay una proactividad del Gobierno para informarnos".

Toquero, visiblemente crispado porque muchas voces apuntan a que fuerza su pulso contra Gobierno de Navarra, aseguró sin ápice de ironía que "no se a quién le puede interesar ese enfrentamiento entre las dos administraciones. Mis relaciones son cómo tienen que ser y pido lo que considero justo para Tudela". 

El barón de Navarra Suma protestó porque, según él, hay "cierta estrategia tanto en Tudela como en Navarra, parece que cualquiera que critique a un gobierno socialista ya está entrando en confrontación, y no es así, sólo busco la Carta de Capitalidad y que los impuestos que pagan los tudelanos reviertan en esta ciudad y si no es así mi relación será critica".

La firma con Gobierno de Navarra

El vicepresidente y titular de Vivienda del Gobierno de Navarra, José Mª Aierdi, y el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, así como el director gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona, formalizaron ayer en la capital ribera la firma del convenio que da inicio al expediente de expropiación de la reurbanización del ámbito del Horno de Coscolín, un proyecto arquitectónico y urbanístico que Nasuvinsa diseñó y promovió en 2018, con arreglo a un protocolo de colaboración suscrito el año anterior con el propio Consistorio tudelano. Este proyecto contará con una inversión foral de 8 millones de euros. 

Esta histórica intervención, en la que el Ejecutivo foral invertirá un total de 8 millones de euros, será una actuación clave en la regeneración urbana del Casco Antiguo de Tudela. El proyecto contempla la recuperación de la plaza de Coscolín como espacio público, la reurbanización de toda la zona y la promoción de 24 viviendas de VPO, entre compraventa y alquiler, así como tres locales comerciales y dotacionales.

La firma del convenio que se ha formalizado hoy, tras su previa aprobación por el Consejo de Administración de Nasuvinsa y el pleno municipal del Ayuntamiento de Tudela, permite el inicio del proceso de expropiaciones, reparcelación y posterior licitación de las obras para que éstas puedan comenzar esta misma primavera.

De acuerdo con este convenio, el Gobierno de Navarra, a través de la sociedad pública Nasuvinsa, financiará con 6,9 millones de euros el proyecto y las edificaciones y con otros 750.000 euros la adquisición de suelo e inmuebles. Por su parte, el Consistorio tudelano asumirá el coste de urbanización de la plazuela de Coscolín, en torno a los 400.000 euros.

Proyecto arquitectónico de Blasco Esparza

El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela suscribieron en 2017 un acuerdo de colaboración que incluía la intervención de este ansiado proyecto y la sociedad pública Nasuvinsa adjudicó en 2018 el proyecto arquitectónico de reurbanización y desarrollo de vivienda en el ámbito que rodea al antiguo Horno de Coscolín al estudio tudelano Blasco Esparza Arquitectos, que concurrió a un concurso de ideas con su proyecto denominado ‘Sopas de pan’, en alusión a la vertebración de la trama urbana que aporta.

El proyecto se centra en la reurbanización de esta zona y de la Plaza Vieja colindante y la creación de una nueva plazuela en torno al Horno de Coscolín con alrededor de 1.000 metros cuadrados de espacio público, que estará conectada con el resto del Casco Antiguo a través de cuatro pasajes peatonales.

El plan contempla la construcción de cuatro edificios alrededor de la plaza de Coscolín con un total de 24 viviendas –al 50% entre compraventa y alquiler público-, locales de uso comercial o dotacional en planta baja y un parking subterráneo de 22 plazas de garaje. Los bloques de viviendas albergarán apartamentos de una o dos habitaciones, idóneos para personas jóvenes, lo que contribuirá a dinamizar en entorno.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours