Ha cumplido un año el Gobierno de España y en la prensa navarra apareció hace unos días en Diario de Noticias el artículo de opinión titulado 'Un año valiente para la izquierda alternativa'. Más interesante que lo que decía el texto eran los nombres de los cuatro firmantes: Idoia Villanueva, Carlos Guzmán, Iñigo Rudi e Isabel Burbano. Es decir, una eurodiputada de Podemos, un asesor parlamentario de Izquierda Unida, un portavoz de Batzarre y la secretaria general del PCE en Navarra. 

En definitiva, que cuatro voces autorizadas dentro de Podemos, IU, Batzarre y el PCE firmaban un aplauso al Gobierno estatal que parecía decir que la unión hace la fuerza. Y esa unión se resolverá, de arriba hacia abajo, dentro de la izquierda alternativa a nivel estatal y a nivel navarro. Y es que la XII Asamblea Federal traerá consigo los propósitos fijados por el PCE: que IU se convierta en una herramienta más social que política y que Unidas Podemos sea algo más que una coalición (y cuente con una estructura territorial). 

Alberto Garzón, que no parecía proclive a rebajar el peso de IU, finalmente firmó acuerdo con el PCE y se garantizó permanencia en el ministerio y en la coordinación federal de IU. Y Enrique Santiago, secretario general del PCE y nueva sombra de Pablo Iglesias en el Congreso, ve con alegría como Izquierda Unida sigue el camino dictaminado por el PCE (que en octubre aprobó en su Conferencia Política que el PCE "superase" IU y que Unidas Podemos se convirtiera, tal y como quieren Villanueva, Guzmán, Rudi y Burbano, en un nuevo sujeto político propio). 

Réplica

Unos días después de 'Un año valiente para la izquierda alternativa' ha aparecido otro texto en el citado medio, 'Un año con más ruido que nueces'. Y, al igual que en el caso anterior, es más interesante ver las firmas que rubrican el artículo que el propio texto. Y es que este segundo artículo está firmado, entre otros, por el ex coordinador federal de IU Navarra, José Miguel Nuin, y el exsenador Iñaki Bernal. 

Este texto, que replica en parte al anterior, está firmado por varios miembros de IU que anteponen la figura de la coalición por encima del PCE y que no ven con buenos ojos la creación de Unidas Podemos como partido (y que podrían servir de apoyos al rival de Alberto Garzón en las primarias de IU, el exdirigente José Antonio Rubio). El proyecto, 'IU, la izquierda necesaria', reivindica Izquierda Unida como sujeto político y abomina de la subordinación de la coalición tanto del PSOE como de Podemos. 

Es evidente que las primarias estatales influirán en la Asamblea que se celebrará este año en IU Navarra. Este proceso dictaminará el nombre que relevará como coordinadora federal de IU a la parlamentaria Marisa de Simón, que ya ha anunciado que no optará a la reelección. 

Podemos Navarra

También hay un runrún interno en Podemos Navarra ante la celebración de primarias en el mes de marzo. La única candidata que hasta la fecha ha dado el paso para liderar a la formación morada en la Comunidad Foral es la abogada Begoña Alfaro, que apostará por revitalizar un partido que la pasada legislatura sufrió una guerra pública que le ahuyentó multitud de apoyos. 

No está descartado que compita contra Alfaro la parlamentaria Ainhoa Aznárez, que parece no resignarse a cerrar su trayectoria política (tal y como hará el consejero Eduardo Santos cuando cierre la legislatura). 

Aznárez, que fue responsable de UGT en la Sakana, concejal de Pamplona por el PSN, orbitó en Eusko Alkartasuna y presidió la pasada legislatura el Parlamento de Navarra gracias a Podemos, podría medir sus fuerzas a nivel interno contra una candidata cuyo discurso, en parte, versará sobre regeneración y cambio de caras. 

Y Batzarre

El nuevo Unidas Podemos en Navarra podría integrar a los mismos actores que componen la lista de las generales: Podemos, Izquierda Unida (con el PCE dentro) y Batzarre. Esta última fuerza, que cuenta con una notable implantación en Tudela, vivió hace unos meses su proceso de primarias y anunció que quiere enterrar Izquierda-Ezkerra en 2023 para apostar a nivel electoral por Unidas Podemos. 

El pequeño partido navarro, que a pesar de no contar con ningún parlamentario cuenta con un miembro dentro del Gobierno foral (Txema Mauleón, jefe de Gabinete de la consejera de Derechos Sociales), ha evidenciado su falta de sintonía con algunas de las decisiones de Izquierda-Ezkerra y tiene ánimo de recuperar su voz propia dentro del Parlamento de Navarra en 2023. 

Otras fuerzas

Este nuevo Unidas Podemos quizás integrará también a fuerzas como la fantasmal Plataforma Navarra por el Cambio (que surgió tras el 'agostazo' y está oficialmente integrada en IU), la agrupación municipal pamplonesa Aranzadi y los restos del partido ecologista Equo (que a nivel estatal está coaligado con Más País, que ha abortado su expansión territorial por la debacle de Iñigo Errejón en las generales de noviembre de 2019). 

Otras fuerzas de la izquierda alternativa también podrían vivir sus propios procesos internos. Es el caso de dos formaciones que no se presentaron a las forales de 2019: Orain Bai, que bajo el liderazgo de la exparlamentaria de Podemos Laura Pérez pareció querer cortejar hace dos años a EH Bildu; y Anticapitalistas, que tras la ruptura estatal con Podemos y la guerra civil sucedida en el seno de Adelante Andalucía parece dispuesta a lanzar una fuerza electoral transformadora y arraigada en el municipalismo que podría tener a las CUP catalanas como espejo en el que mirarse. 

Anticapitalistas, liderada a nivel estatal por el eurodiputado Miguel Urban, la parlamentaria andaluza Teresa Rodríguez y el alcalde gaditano José María Rodríguez 'Kichi', busca firmar alianzas en diversas autonomías con antiguos aliados de Podemos y nacionalismos 'de baja intensidad'. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours